Tigre regresó al fútbol grande

Deportes

Tras 27 años de espera, Tigre logró ascender a Primera División tras superar, en Mataderos, a Nueva Chicago por 2 a 1, en un partido que debió ser suspendido por serios incidentes que comenzaron dentro del campo y siguieron en las calles.

El primer tiempo fue parejo, aunque Nueva Chicago asumió el protagonismo, ya que debía ganar por cualquier diferencia para mantener la categoría. El equipo de Mataderos tuvo la pelota, trató de imponer su ritmo, pero careció de profundidad para inquietar a Daniel Islas. Pese a su tibieza ofensiva, dispuso de dos llegadas, pero Islas, primero, ante un remate de Higuaín,y un fallido cabezazo de Lucio Filomeno, después, impidieron que se ponga en ventaja.

Tigre trató de aguantar el partido en la mitad de la cancha; por momentos lo consiguió (buen trabajo de Castaño y Galmarini), y en su primera situación a favor se puso en ventaja a través de Castaño.

En el segundo tiempo, Ramacciotti hizo ingresar a Cristian Zermattén buscando más juego, aunque de nada sirvió ya que Tigre le dio un golpe letal a los 6 minutos con el tanto de Galmarini. Chicago no se calmó ni siquiera con el descuento inmediato (a los 9) de Higuaín.

Cagna, para anticipar una reacción de su rival, mandó al campo de juego a Pablo Fontanello por Juan Pablo Pereyra y armó una línea de cuatro en el fondo.

Tigre consumó su ascenso. De hecho, el partido se suspendió a los 48 minutos del segundo tiempo, porque la hinchada de Nueva Chicago (que minutos antes le había tirado piedras al banco de suplentes del equipo visitante) invadió el campo de juego cuando su rival tenía un penal a favor. No hubo tiempo para ejecutar la falta, aunque a esa altura Tigre ya era de Primera.

Dejá tu comentario