Chodos: "Si los bonos globales entran en default, el impacto no será mayúsculo"

El director por el Cono Sur ante el directorio del FMI, dijo que, a diferencia de 2001, "estamos en la mitad de un proceso de diálogo, no es un proceso de caída libre".

El director por el Cono Sur ante el directorio del FMI, Sergio Chodos, aseguró que "la prioridad es tener una deuda sustentable coherente con la capacidad de repago" y estimó que "si los bonos globales entran en default, el impacto no será mayúsculo".

“En 2005, la Argentina reestructuró y negoció una deuda que venía en default desde 2001. Aunque llegase a pasar el default de esos bonos, el impacto no será mayúsculo porque estamos en la mitad de un proceso de diálogo, no es un proceso de caída libre en default como el de 2001, no veo ese escenario. No veo que la fatalidad de la fría letra del contrato tenga un arrastre en la negociación”, explicó.

Chodos aseguró que "la prioridad es tener una deuda sustentable coherente con la capacidad de repago" e indicó que "recibimos tres propuestas que el equipo económico está evaluando". Además, en diálogo con radio AM 750, sostuvo que "el diálogo con el FMI es muy bueno" y aseguró que "vamos a tener que convivir un tiempo más con el Fondo Monetario", aunque "lo ideal sería no tener encima al FMI y tener soberanía".

Es decisión de los acreedores si Argentina entra o no en default"

"En el mapa de ruta que teníamos, después de la reestructuración de la deuda teníamos pensado iniciar el camino del artículo 4, la práctica habitual mediante el cual el FMI monitorea la economía de todos los países miembros", comentó en declaraciones al programa Toma y Daca.

El director por el Cono Sur ante el FMI afirmó que “uno debería ser cautamente optimista” en el escenario de negociación actual y que “es decisión de los acreedores si Argentina entra o no en default”.

Respecto a la deuda opinó que “buena parte de los fondos que llegaron a la Argentina fueron para la fuga, pero eso no hace que la deuda sea inexistente, lo que hace es demostrar lo peligrosa que es”.

Buena fe es tener voluntad de pago y no sólo voluntad de prometer"

Y advirtió que “si no se encara el problema de la deuda de fondo se mantienen las tensiones. Un standstill también genera mayor incertidumbre pateando la pelota para adelante”.

Dijo además que la deuda en pesos “no es un peligro inminente” porque “es su propia moneda. Lo que hay que tener es capacidad de endeudarse en la propia moneda”.

Por último, aseguró que “no queremos seguir endeudándonos para solucionar el tema de la deuda”. “Buena fe es tener voluntad de pago y no sólo voluntad de prometer”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario