Política

Diputados: oficialismo se rearma en medio de pujas y agenda cero

Legisladores de Cambiemos insistieron en el error de diagnóstico durante la campaña pre-PASO. Buscan blindaje a candidatos en provincias para evitar merma en octubre. Horacio Rodríguez Larreta juguetea opciones a mediano plazo en la Cámara baja.

El interbloque oficialista en Diputados realizará hoy una reunión para hacer catarsis en conjunto sobre las PASO y reactivar la agenda en todas las provincias. Ya lo hicieron por separado el PRO y la UCR en las últimas horas, quienes deslizaron ante Ámbito Financiero la imposibiliad de cranear una agenda legislativa en el corto plazo, y también reconocieron rencillas internas más allá de lo que ocurra en las elecciones presidenciales de octubre próximo.

“Todos coincidimos en el error de diagnóstico durante la campaña, pero no apuntamos a nadie en particular. Ahora queda redoblar esfuerzos en las provincias para tratar de levantar lo más que se pueda y evitar un resultado adverso”, manifestó a este diario un legislador radical anoche, al término de la reunión de la bancada que comanda Mario Negri, quien a su vez lidera el interbloque que se juntará hoy.

En la UCR, el seguro arribo a la Cámara baja del actual gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, ya genera una fuerte puja dentro del bloque, aunque legisladores cercanos al cordobés ya descartan problemas debido a un apoyo mayoritario a su favor. Además, siempre se mostró en sintonía con Mauricio Macri, más allá del futuro del actual oficialismo después de las elecciones de octubre.

La UCR no es la única que tiene trifulcas en su gallinero, ya que el PRO se encuentra aturdido tras la licencia del monzoísta Nicolás Massot para cursar en el exterior. Quien lo suplanta es Álvaro González, hombre cercano al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

El problema allí es que, ante un escenario adverso en Nación y victoria en la Ciudad, el alcalde porteño tendrá la chance de convertirse en el principal opositor de un eventual gobierno kirchnerista. En Diputados, quien aterrizará es el actual ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, a quien le prometieron la presidencia de la Cámara baja en caso de reelección de Macri. Si se descarta esa chance, quedará posicionado para ser jefe de bloque del PRO.

Un tironeo entre Ritondo y González -que trata de mostrarse activo para sumar voluntades de cara a diciembre próximo- tendría efectos en el Ciudad, ya que el primero controlará al menos a tres legisladores porteños, varios comuneros y continuará con su influencia en el Consejo de la Magistratura local.

González ya moderó un convite la semana pasada y ayer otro. Al término del último, señaló: “Vamos a tratar de trabajar con mucha actitud. Nosotros creemos que perfectamente se puede revertir esta situación y que el 27 -de octubre próximo- sea la primera vuelta para después ir al balotaje”.

Por otra parte, el diputado aseguró: “Si hubiera alguna medida -desde el Gobierno- que requiriera intervención parlamentaria, seguramente seremos convocados para charlar el tema y como oficialismo vamos a acompañar”.

En tanto, desde la Coalición Cívica mantienen en el trono a Elisa Carrió -que no es la jefa de su bancada- y desde su entorno ni siquiera pudieron confirmar anoche su presencia a la reunión del interbloque de hoy.

Ante un escenario de agenda cero, en el Congreso se espera el arribo del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con el que se congelaron los precios de las naftas por 90 días, que deberá ser tratado por la comisión bicameral de Trámite Legislativo. Allí, oficialismo y oposición cuentan con misma cantidad de votos y, ante caso de empate, definirá su presidente, el diputado ultra K Marcos Cleri. Después, el dictamen deberá ser aprobado por ambas cámaras, algo que nunca ocurrió desde la implementación de los DNU.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora