Mundo

Disturbios y represión en las fronteras para impedir que ingrese la ayuda a Venezuela

Fuertes disturbios se registraron este sábado en los puentes fronterizos que unen Venezuela con Colombia y Brasil en la jornada en la que la oposición intenta en ingreso de ayuda humanitaria. Hasta el momento se denunciaron dos muertos en la frontera con Brasil y al menos 42 heridos en principal puente fronterizo entre Colombia y Venezuela.

Los dos fallecidos, uno de ellos un joven de 14 años, “son producto de la represión de militares durante disturbios en Santa Elena de Uairén (Bolívar, sur). Ambos murieron por impactos de bala, uno de ellos en la cabeza", dijo a AFP Olnar Ortiz, activista en la zona de la ONG Foro Penal, crítica del gobierno

En tanto, los heridos son venezolanos que pretendían cruzar con asistencia hacia su país por el puente Simón Bolívar, cerrado la víspera por orden del presidente Nicolás Maduro, cuando fueron reprimidos con gases lacrimógenos. Catorce de los ellos debieron "ser trasladados" para recibir atención médica, dijo a la AFP un funcionario de Defensa Civil bajo reserva.

Militares y policías venezolanos lanzaron gases lacrimógenos y perdigones de goma a los manifestantes, dejando al menos una decena de heridos por el impacto de los artefactos, en los puentes Simón Bolívar y Santander, que comunican a la ciudades de San Antonio y Ureña (Venezuela) y Cúcuta (Colombia).

Un contingente de antimotines, con escudos y cascos, bloquearon la caravana de camiones con toneladas de medicinas y alimentos que intentaron ingresar desde Cúcuta, por el puente Santander, en Ureña.

Manifestantes los acompañaban a pie y sobre camiones, luego de que un primer grupo lograra romper las barreras y vallas puestas por los militares, para avanzar por el puente.

Mientras tanto, pese a que el autoproclamado presidente Juan Guaidó anunció que el primer camión con ayuda procedente de Brasil ingresó en territorio venezolano, finalmente no logró concretarse, ya que los camiones quedaron en un punto intermedio entre las dos aduanas.

Un primer camión llegó a media mañana hasta el punto donde están las banderas de los dos países y se estacionó junto a la de Venezuela. A inicios de la tarde un segundo camión se estacionó junto a él.

El lugar se sitúa a unos 300 metros de la aduana brasileña y a otros 300 del primer cordón militar venezolano, desplegado a unos 500 metros de la aduana de ese país.

A unos pocos kilómetros, en el puente Simón Bolívar, el principal paso peatonal entre ambos países, que une a San Antonio con Cúcuta, los uniformados también repelieron a manifestantes que trataban de abrir el cerco.

Varios de los artefactos cayeron en el lado colombiano del puente. "Los gases están siendo lanzados por la policía venezolana para repeler a los manifestantes", dijo.

La mayoría de manifestantes, algunos encapuchados, retrocedían cuando caían los gases y posteriormente volvían a la carga contra la treintena de policías venezolanos que defendían la línea divisoria entre ambas naciones.

Algunos, incluso, tomaron las vallas que separan los carriles para los pasos migratorios y las utilizan como barricadas.

Puente Colombia

VIDEO: En medio de la creciente tensión, tres efectivos de la Guardia Venezolana desertaron en un puente de la frontera con Colombia.

Respaldado por Rusia, Maduro considera el ingreso de la ayuda el punto de partida de una intervención militar de Washington. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que todas las opciones están sobre la mesa.

Por la emergencia, 2,7 millones de personas han salido de Venezuela desde 2015 según la ONU.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario