A río revuelto, nos quedamos inundados

Economía

Los únicos que anduvimos mal, mucho peor de lo que dice un cierre que estuvo a medias inducido -por los que quieren mostrar otra realidad, virtual-y aquellos que sabiendo que era rueda de baja decretada: cerraban las posiciones vendidas antes, originando esa corriente tomadora temporal -y circunstancialque sirve para corregir los porcentuales de caída. Nadie podía creer que el más de 2% largo de rebaje, a un minuto de la clausura, se mutara luego por un módico 1,1% en el Merval clásico. Y con cierre de «224» puntos, se fue al descanso de una fecha que volverá a concentrar incertidumbres a descargar desde el mediodía. El riesgo-país trepaba por encima de los «2.540», sumando 1,5 por ciento más, ministros renunciando, otros en un duelo al sol, un verdadero desaguisado a lo que se suman: los gobernadores y sus bonos, sin ningún sentido de seriedad...

• Volumen superior

Bajo, pero superior a lo pobrísimo del lunes. Se hicieron unos ocho millones de efectivo para las locales, con escaso nivel en CE-DEAR y que no pasaron de los $ 700.000. El panel de IRSA y su estrepitosa caída de casi 10 por ciento fue la gran nota de las líderes. Si bien el Banco Suquía emparejó ese porcentaje de caída, pero pesa menos. Las espa-ñolas aportaron para amortiguar, con subas importantes, y dentro de un día alcista en general: nosotros en rojo.

Dejá tu comentario