Recaudación del primer cuatrimestre superó en un 17% a la de 2020 (y en el 5% a la de 2019)

Economía

Descontada la inflación, abril mostró un crecimiento real del 40,6%, convirtiéndose en el octavo mes consecutivo de crecimiento por encima de la inflación.

Los datos de la recaudación de impuestos nacionales de abril indicaron un aumento de los ingresos fiscales del 105% respecto de abril de 2020. Para contextualizar este gran salto en la recaudación, hay que recordar que los ingresos tributarios fueron bajos en el período base respecto del cual se compara. En abril de 2020, la pandemia y las restricciones tuvieron un fuerte impacto en la recaudación total. La misma cayó en aquel mes un 23,4% real, dando inicio a un período de variaciones reales negativas, que se extendió hasta agosto, cuyo efecto estadístico será que a partir de ahora se apreciarán variaciones reales positivas relativamente altas.

Descontada la inflación, abril mostró un crecimiento real del 40,6%, convirtiéndose en el octavo mes consecutivo de crecimiento por encima de la inflación. Todos los principales impuestos ligados a la actividad y al empleo domésticos presentaron importantes subas reales. El IVA neto y el impuesto al cheque crecieron un 37,9% y 33,3% real, respectivamente. Los tributos de la seguridad social, por su parte, revirtieron las caídas reales observadas durante los últimos 36 meses, y fueron un 15,2% superiores en términos reales comparados con abril de 2020, aumentando tanto los aportes personales (10,2% real) como las contribuciones patronales (20,5%). Esto refleja que para el mes de comparación el impacto de la pandemia y el aislamiento ya era pleno sobre los impuestos ligados al consumo, al nivel de actividad y al mercado laboral. Ganancias, tributo responsable de casi una quinta parte de la recaudación total, creció un 36,2% real, acumulando su octava suba consecutiva mensual.

El desempeño del resto de los tributos (excepto el impuesto P.A.I.S.) marcó importantes incrementos reales en su recaudación, sosteniendo un comportamiento que ya venían mostrando desde el inicio de año.

Los impuestos al comercio exterior volvieron a impulsar la recaudación, sobre todo los derechos de exportación, que tuvieron un crecimiento del 94% real, manteniendo así sus elevadas tasas de variación. Además, en el mes de abril, las retenciones explicaron casi $20 de cada $100 de aumento real en la recaudación.

La performance de abril incidió de manera determinante para que el monto total recaudado por los impuestos nacionales acumule un crecimiento real del 17% en el primer cuatrimestre del año. Respecto al mismo período de 2019, la variación real positiva fue del 5%.

Un impulso clave para esta evolución cuatrimestral provino de los impuestos relacionados al comercio exterior, que tuvieron un crecimiento real del 104%, producto tanto de mejoras en los precios internacionales de nuestras exportaciones como de la suba interanual del tipo de cambio. En efecto, los derechos de exportación explicaron un tercio del crecimiento interanual real del total recaudado.

Resulta útil poner en perspectiva la relevancia que han tomado los derechos de exportación en este año. Su magnitud de $313.000 millones superó con creces la recaudación real de los últimos 7 años, y asemeja su nivel a los periodos 2009-2011, cuando representaron al igual que ahora alrededor del 10% de la recaudación total de tributos cobrados a nivel nacional.

Claramente, en un contexto en el que el resto de tributos se muestran menos vigorosos, o incluso caen como en el caso de los recursos de la seguridad social, se está observando un cambio en la estructura de la ingresos tributarios, en el cual los impuestos al comercio exterior toman protagonismo para apuntalar la recaudación y que la misma logre superar en valores reales no solo a la del año pasado, sino también a la de 2019.

Temas

Dejá tu comentario