Al borde del 700, levantó la puntería

Economía

Se venía en falsa escuadra, caminando por el borde del fangal -diría Discépolo- que, para el caso, resultaría trasvasar la línea de los 700. Y, a partir de esa perforación, el terreno se vuelve desconocido, en la dimensión del deslizarse. Algunas medidas dan cuenta de un presente al que se observa delicado, por las mismas autoridades (normas que ampliaron la capacidad de «caucionar» de los agentes y suba de «aforos», dando mayor margen). Acaso no resulte necesario, salvo que venga alguna novedad seriamente adversa, pero el querer prevenir se pone de manifiesto y teniendo en cuenta que los montos caucionados resultan el potencial vendedor extra, si es que los pisos se aflojan. Ayer, todo pintó bastante mal, ver al Merval en los 701 de mínima. Posteriormente, un ensayo de repunte que elevó las marcas a 717 puntos, dejando al cierre cercano a ello.

• Volumen igual

Donde no se perciben variantes es en la base de negocios, que ve pasar los altibajos de precios inmutables, siempre en torno a los 25 millones de pesos. Ayer, con 9,4 millones de pesos para los certificados. Se levantó el asedio, es lo mejor que puede decirse -pero, sólo vale para ayer- y todo quedó en el rango «condicional». Menos delicado que lo que hacía presumir un nuevo descenso fuerte, como el esbozado. Depende la teoría que se sustente, sobre el origen del salto bajista, se puede arribar a distintas conclusiones; lo que es cierto es que el «chiquitaje», esto no lo pudo producir. ¿Quiénes?

Dejá tu comentario