Banco Francés estima que la inflación será 10,9% en 2005

Economía

La inflación será del 10,9 por ciento en el 2005 y la tasa de desempleo se ubicaría en el 11,1 hacia fin de año, mientras que en el mediano plazo se producirá una "apreciación del peso", según un informe difundido ayer por el Banco Francés.

Además, el estudio estima que la economía crecerá 7 por ciento este año y 4,5 en el 2006.

Advierte, no obstante, que "surgen interrogantes sobre la viabilidad de la política cambiaria, ya que el tipo de cambio real debería seguir cayendo y el BCRA le pone un piso, de modo que el ajuste descansa únicamente en la mayor inflación de Argentina con respecto a sus socios comerciales".

El trabajo fue dirigido por el economista jefe del Francés, Ernesto Gaba, y un equipo de economistas de esa institución, y corresponde al tercer trimestre del 2005.

Entre las causas que explicarían el nivel de inflación estimado por la entidad, el informe advierte sobre una "posible expansión del gasto público de cara a las elecciones de octubre próximo, un incremento de la demanda por ajuste de salarios y un cambio en la política monetaria de reducción del exceso de circulante".
 
En el plano fiscal, indica que el superávit primario se asienta en "la recuperación del nivel de actividad económica, una mayor eficiencia en la recaudación y la fuerte contribución de impuestos distorsivos como retenciones e impuestos a los débitos y créditos bancarios, los cuales aportan ingresos fiscales equivalentes al 3,5 por ciento del PIB".

"No pueden ignorarse los problemas de la estabilidad de la demanda de dinero en pesos y el posible carácter transitorio de la entrada de capitales del exterior, aprovechando las diferenciales de rendimiento entre pesos y dólares, en cuyo caso el Banco Central tendría que inclinarse por una política monetaria más prudente", señala el trabajo.

A la hora de enumerar las distorsiones, advierte que la "más importante reside principalmente en la lentitud con la que la política energética ha ido ajustando los precios del mercado interno, relevantes para incentivar la exploración y producción local, a los precios internacionales a los cuales se importa energía".

"También existen interrogantes sobre un acuerdo sostenible con el FMI que permita a Argentina no interrumpir la actual fase de recuperación económica", señala.

Dejá tu comentario