28 de septiembre 2009 - 18:13

Banco Mundial: “Cada vez habrá más opciones diferentes al dólar”

Robert Zoellick
Robert Zoellick
Estados Unidos tendrá que afrontar una merma de la influencia de su divisa ante los cambios en la economía global, que reforzarán inevitablemente a otras divisas, dijo el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, en un discurso en Washington.

"Estados Unidos se equivocaría al dar por hecho el lugar del dólar como divisa de reservas predominante en el mundo", dijo Zoellick en su discurso en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad, John Hopkins.

"Mirando hacia adelante, habrá cada vez más otras opciones al dólar", dijo destacando la emergencia del euro y lentamente, del renminbi chino.

Con vistas a la reunión anual del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) esta semana en Estambul, Zoellick dijo que la crisis económica está modificando "las relaciones de poder" y urgió que se de una mayor palabra a los países en desarrollo en las instituciones multilaterales.

Zoellich saludó la decisión de promover el Grupo de los 20 (G20) como el principal bloque para la cooperación económica internacional, como decidieron los asistentes a la reunión de Pittsburgh, en Pennsylvania, el pasado viernes. También acordaron establecer un marco para monitorear las políticas económicas de otros países en un intento de lograr un crecimiento más "equilibrado" en el futuro.

Zoellick, expresó un tono de cautela en torno a otorgar a la Reserva Federal de Estados Unidos un mayor poder regulador.

"No debería sorprender que la democracia norteamericana esté vacilando en torno a autorizar a la Fed la supervisión de la banca sistémica además de operar la política monetaria, agregándole poder", dijo Zoellick.

En un discurso en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, Zoellick dijo que el Congreso estadounidense tenía una antigua tradición de observar con sospechas a los bancos, lo que convirtió en un desafío fortalecer el poder de la Fed tras el pánico del año pasado.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha propuesto amplios cambios en la regulación del sistema financiero estadounidense, que convertirían a la Fed en líder de la regulación sistémica para prevenir una repetición de la crisis financiera que estremeció a los mercados el año pasado.

"Será difícil otorgarle a los tecnócratas independientes y poderosos de la Reserva Federal más poderes. Mi lectura de la reciente crisis es que el Departamento del Tesoro necesitaba de mayor autoridad para trabajar conjuntamente con una serie de reguladores diferentes", dijo.

Zoellick, hablando antes de un encuentro del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que comenzó el domingo en Estambul, elogió a los bancos centrales por haber adoptar medidas contundentes una vez que estalló la crisis.

Pero sostuvo que los bancos centrales enfrentan "dudas razonables" por no haber evitado las burbujas de activos -principalmente en el mercado de la vivienda estadounidense- así como graves lapsus en la supervisión financiera.

"Aún debemos ver si los bancos centrales pueden manejar la recuperación sin dejar que la inflación se salga de control", dijo. Esto será crucial para determinar si el dólar puede mantener su papel líder como moneda global de reserva.

"Por supuesto, el dólar estadounidense es y permanecerá como una moneda principal. Pero la suerte del billete verde dependerá fuertemente de las decisiones estadounidenses. ¿Podrá Estados Unidos resolver sus problemas de deuda sin caer en la inflación?", se preguntó.

Zoellick sugirió cautela a las autoridades estadounidenses para que no den por seguro el dominio del dólar y destacó que el euro, así como el yuan con el nuevo poder de China, dan a los inversionistas posibilidades de diversificar sus tenencias.

"Estados Unidos cometería un error al dar por descontado el lugar del dólar como moneda mundial predominante de reservas. Viendo al futuro, hay cada vez otras opciones al dólar", dijo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar