Bancos centrales salen del dólar. Euro, cerca del récord

Economía

Los bancos centrales están avanzando en el proceso de diversificación de sus reservas, desprendiéndose de dólares y comprando divisas alternativas. Esta situación coincide con la caída de la moneda estadounidense frente al euro, que ayer terminó en sus niveles más altos del año rozando la cotización de 1,32 dólar.

Las nuevas compras favorecieron a la libra esterlina, que subió más de 13% el año pasado y se mantiene firme en lo que va de 2007. Ayer finalizó en 1,96 dólar y está muy cerca de superar el nivel máximo alcanzado en el último trimestre de 2006. La tasa de interés en Inglaterra se ubica en 5,25% anual tras la última suba dispuesta por el Banco Central de ese país, ubicándose bien por encima de los rendimientos en la zona del euro.

El relevamiento fue realizado por el Royal Bank of Scotland, el segundo banco más grande de Gran Bretaña. De los 47 bancos centrales relevados, surgió que 19 instituciones salieron a modificar la composición de sus reservas para no quedar tan concentrados en dólares.

Entre los que hicieron mayores ajustes entre setiembre y diciembre se encuentran los bancos de Italia, Rusia, Suecia y Suiza.

China, por su parte, también piensa avanzar en una administración más activa de sus reservas internacionales, por lejos las más voluminosas del mundo ya que superan el billón de dólares.

Según un estudio del FMI que consigna la agencia Bloomberg, 65,6% de las reservas internacionales está nominado en dólares. Una disminución podría generarles dificultades a los Estados Unidos para financiar sus déficits de cuenta corriente. Si esto es así, podría haber en el mediano plazo una caída en los precios de los bonos del Tesoro, con el consiguienteaumento de las tasas de interés.

La idea de los bancos centrales al disminuir la exposición al dólar es diversificar y así reducir los riesgos que implica apostar todo a un activo.

  • Inversiones

    Por otra parte, quienes administran reservas de los bancos centrales aseguran que están buscando mayores rendimientos, por lo que están dispuestos a invertir en activos que ofrezcan mayores ganancias. En este portafolio podrían incluirse títulos públicos que no tengan las calificaciones más altas.

    El Banco Central argentino, a cargo de Martín Redrado, también está implementando una política de diversificación, que incluye un aumento de la tenencia de euros y oro. El año pasado, producto además de un alargamiento de los plazos de colocación, consiguió un rendimiento global superior a 5% sobre el activo que administra.

    Por otra parte, un tercio de las entidades que participó en la encuesta se mostró a favor de invertir en materias primas. El oro aparece como una posibilidad. El metal viene en franca recuperación en lo que va de 2007, acumulando una suba que supera 7%.

    Ayer tocó el máximo del año a u$s 689
    y se acerca lentamente al pico alcanzado en mayo del año pasado, cuando llegó a u$s 722 (fue su mayor cotización desde los u$s 850 logrados en 1980).
  • Dejá tu comentario