Argentina pierde presencia en el ranking mundial de bancos

Economía

Un país que crece sin duda tiene un sector financiero pujante y sus entidades así se cuelan en las listas de los mayores bancos. No parece ser el caso argentino que cada vez tiene menos representantes.

Distintos indicadores socio-económicos se monitorean para evaluar la performance de un país y su economía. Pero sin duda, más allá de las ideologías, desde el advenimiento del capitalismo, el sistema financiero dice mucho de la economía de un país. Algo de esto lo refleja el último ranking de los principales bancos de la región, elaborado por S&P Global Market Intelligence, donde en el Top 50 solo hay cuatro entidades argentinas. Claro que no hay ninguna en el Top 5, Top 10, Top 15 ni Top 20. Recién aparece un banco argentino, entre los más grandes de Latinoamérica, en el puesto 25, se trata del Banco de la Nación con activos por casi u$s26.000 millones. De modo que este ranking es otra prueba acabada de la decadencia que viene arrastrando el país en las últimas décadas. Amén del efecto de las paridades cambiarias, ya que por ejemplo en la convertibilidad había más bancos argentinos en el ranking, no debería sorprender que una economía que no crece desde hace tiempo no tenga muchos bancos liderando el top regional. De ahí que el tamaño del sistema financiero argentino venga siendo foco de atención, desde hace décadas, a la hora de proyectar el crecimiento económico dado por ejemplo la baja participación del crédito bancario en términos del PBI con respecto a los pares de la región, ni decir con relación a los estándares mundiales.

Liderazgo

Según el ranking mundial de bancos de S&P GMI los bancos brasileños continúan dominando la lista de los 50 principales bancos de América Latina, a pesar del impacto negativo de la depreciación del real y la mayoría de las monedas nacionales frente al dólar en el valor de sus activos durante el período. Así el Top 5 se mantiene sin cambios bajo el liderazgo del Itaú Unibanco con activos cercanos a los u$s372.000 millones (equivale al 80% del PBI argentino) seguido por el Banco do Brasil (u$s341.000 millones), Banco Bradesco (u$s301.000 millones), Caixa Econômica Federal (u$s261.000 millones) y Banco Santander Brasil (u$s167.000 millones). Recién en el puesto 6 aparece un banco mexicano, el Grupo Financiero BBVA México (u$s134.000 millones). Los restantes integrantes del Top Ten son el Grupo Financiero Banorte (u$s90.300 millones), también de México, luego el Grupo Aval Acciones y Valores (u$s90.200 millones) de Colombia, y completa el chileno Banco de Crédito e Inversiones con u$s88.000 millones. ¿Quiénes son los otros bancos argentinos que figuran en el ranking, además del Nación presidido por Eduardo Hecker? En el puesto 39 el Grupo Financiero Galicia con u$s16.400 millones en activos, luego el Banco Provincia de Buenos Aires en el 43 con u$s15.000 millones y luego el Santander Río en el 45 con u$s14.100 millones.

A nivel país Brasil ostenta la mayor cantidad de bancos en el Top 25 y Top 50 con 7 y 11 respectivamente. Le sigue México con 7 y 9 respectivamente, luego Chile con 5 y 6, y Colombia con 3 y 5. Después está la Argentina con 1 y 4, Perú con 1 y 2. Panamá se destaca también porque tiene 4 bancos dentro del Top 50. El resto son entidades de Uruguay, República Dominicana, Bahamas (ocupa el puesto 23°), Trinidad y Tobago, Ecuador, Guatemala, Barbados y Jamaica.

Los autores del ranking, Ryan Jeffrey Sy Mohammad Abbas Taqi, destacaron el caso del Citibank de Brasil que subió nueve puestos hasta el 27°, el salto más grande de la lista y recuerdan que en enero pasado, Moody’s dijo que la estrategia de la entidad de centrarse en la banca mayorista fortaleció su posición de mercado. Las fluctuaciones del tipo de cambio del último año afectaron a algunos bancos como el Itaú que experimentó un impacto negativo de u$s27.100 millones (un 7% de los activos totales) “Pero si la tendencia de apreciación de las monedas de este año continúa, 2022 promete contar una historia diferente”, señalan. “Dicho esto, Itaú advirtió que las altas tasas de interés aumentadas para contrarrestar la expansión de la inflación podrían reducir a la mitad su crecimiento crediticio este año, un sentimiento compartido por otros bancos brasileños”. Con relación a las nuevas apariciones se destacan este año: el mexicano Banco Azteca, y los argentinos Santander Río y Banco Provincia. Los tres que quedaron fuera de la lista fueron el Banco BICE de Chile, el Banco de la Nación de Perú y el Banco Nacional de Costa Rica.

Dejá tu comentario