Bernanke: "Economía está en marcha" (y subirá la tasa)

Economía

Washington (Reuters) - Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, fue acosado ayer con preguntas de los senadores sobre la creciente tenencia de activos en EE.UU. por parte de extranjeros y desechó el temor de que China tenga suficientes dólares como para poner en peligro la economía de ese país. En el segundo día seguido de testimonio ante el Congreso, Bernanke fue presionado por la Comisión Bancaria del Senado sobre si el enorme déficit comercial de Estados Unidos, financiado con préstamos externos, hacía a la economía y al dólar más vulnerables. «No creo que la propiedad china de activos estadounidenses sea lo bastante grande como para poner en riesgo económico a nuestro país», dijo Bernanke a la comisión. «Eso iría bastante en contra de sus propios intereses», agregó, evitando una pregunta sobre si esas tenencias de activos dan a Pekín una potencial influencia política sobre Estados Unidos.

El malestar del Congreso hacia China ha crecido junto al enorme déficit comercial de Estados Unidos, que alcanzó la cifra récord de 725.800 millones de dólares en 2005, siendo aproximadamente 28% de esa cantidad con Pekín. A fines de 2005, China mantenía activos estadounidenses por un valor aproximado de 819.000 millones de dólares, principalmente en deuda del Tesoro norteamericano. Esa tenencia de activos estadounidenses es sólo superada por Japón, que mantiene u$s 829.000 millones.

Pekín y Tokio adquirieron la mayoría de sus valores estadounidensescon dinero que ganaron mediante la venta de autos, computadoras y otros productos al consumidor en los mercados estadounidenses, bienes que según competidores y algunos legisladores son injustamente más baratos debido a las acciones monetarias en las naciones de Asia.

Bernanke dijo que si gobiernos extranjeros anuncian que comprarán menos deuda estadounidense o que incluso venderán parte de la que tienen, eso no sería desestabilizador para Estados Unidos.
«No tengo conocimiento de ningún cambio significativo en los planes de mantener activos en dólares estadounidenses por parte de los bancos centrales extranjeros», dijo Bernanke a los senadores. «Mi creencia es que cambios moderados en la tenencia de activos en dólares no tendrían un impacto significativo en los valores de activos.»

No sólo los legisladores sino también el gobierno de George W. Bush han expresado se frustración con China, particularmente por la renuenciaa permitir que su moneda, el yuan, se fortalezca para reflejar el creciente poder del mercado. Bernanke, bajo el fuerte cuestionamiento de los senadores, dijo que pensaba que China debería flexibilizar su moneda. Reiteró que la expansión estadounidense permanecía «en marcha» y nuevamente señaló que sentía que serían necesarias más alzas en las tasas de interés para mantener controlada la inflación, en declaraciones en línea con las formuladas el miércoles en la Cámara de Representantes.

• Demanda agregada

«La economía ahora parece estar operando a un nivel relativamente alto de utilización de los recursos»,
dijo repitiendo lo dicho en el comunicado del día anterior. «El riesgo existe si, con demanda agregada exhibiendo una velocidad considerable, la producción se saliese de su camino sostenible, conduciendo en última instancia -en ausencia de acciones de política monetaria que las contrarresten- a más presiones alcistas sobre la inflación», agregó.

Sus testimonios de esta semana ante la Cámara de Representantes y el Senado se produjeron en el marco de la primera presentación del funcionario como jefe del banco central. Como hiciera el miércoles, Bernanke respondió a las consultas clara y directamente, ajustándose al tema de las preguntas, lo que lo diferenció de su predecesor, quien habitualmente terminaba tocando temas alejados de la política monetaria.

El senador republicano de Kentucky, Jim Bunning, elogió el estilo retórico sencillo que mostró el nuevo presidente de la Fed, y le aconsejó evitar repetir el ejemplo de Greenspan. «No intente seguir los pasos de su predecesor», manifestó Bunning a Bernanke. «En otras palabras, sea usted mismo, no sea la sombra de Greenspan», agregó el legislador
.

Nuevamente, Bernanke resaltó el compromiso de la Fed de mantener contenida la inflación.Los mercados esperanotro aumento de un cuartode punto porcentual en las tasas para el día en que Bernanke presida su primera sesión de política monetaria el 27 y 28 de marzo, y una nueva alza para mitad del año. Ayer sus dichos, dado que fueron similares a los del miércoles, no impactaron en Wall Street.

Dejá tu comentario