Restricciones y mayor emisión ponen al blue (de nuevo) cerca de un récord

Economía

La divisa paralela subió ayer $3, a $136, y la brecha con la cotización oficial está en 79,25%. Los analistas sostienen que "la tendencia es al alza".

El dólar blue sigue su camino alcista. Mientras la Argentina negocia con acreedores externos la posibilidad de llevar a cabo la reestructuración de la deuda y cuando la pandemia azota de forma más cruenta, uno de los parámetros que ha intensificado los niveles de alerta financiera es la cotización del dólar informal. Ayer, en una jornada volátil para la mayor parte de los indicadores financieros, el blue tuvo un alza de $3 y se ubicó en $136, muy cerca de su máximo histórico (el 14 de mayo estuvo en $138). Por otra parte, cuando comenzó esta semana, la cotización fue de $130. En tanto, el dólar oficial se movió tan sólo un 0,26%, siguiendo su tendencia a la microdevaluación, para finalizar en $75,86. Donde sí se observaron bajas fue en los dólares semioficiales: el contado con liquidación cedió $2,52 y terminó en $114,39 mientras que el MEP descendió $2,67 a $111,78.

Respecto de los movimientos bruscos que viene teniendo el blue, el analista Christian Buteler relacionó directamente la situación a las medidas oficiales de los últimos días: “La suba del dólar blue se da en un mercado con muchas regulaciones y que no deja de emitir pesos. Uno no puede determinar qué día sube y cuánto va a subir, pero sí que la tendencia es al alza. Después de varias semanas en las que estuvo tranquilo empezó a subir y los motivos o disparadores son las medidas del Banco Central, que tienden a complicar la compra del dólar oficial”. En esta línea, Buteler señaló que “esos dólares que traba el BCRA, diciendo que no son compras genuinas sino para hacer el famoso puré (con los coleros digitales), sirven para darle oferta al dólar blue. Si eso se traba, afecta a la oferta y eso hace que el precio suba”.

Uno de los emergentes de la suba del blue es que se amplía la brecha con la cotización oficial, que está hoy en 79,25%. Al respecto, el director ejecutivo de Seido, Matías Carugati, indicó: “Si se cierra (satisfactoriamente) el tema de la deuda, es posible que se descomprima un poco el mercado cambiario y afloje la brecha. De todos modos, frente a la magnitud del desequilibrio monetario, es razonable suponer que este efecto sería temporario. En el fondo, lo que importa va a ser lo que el Gobierno haga para absorber toda la liquidez que está inyectando al sistema”.

A pesar de la suba de la cotización informal, la brecha no es mayor porque ayer se registró una baja del MEP y del CCL. El economista Gustavo Ber consignó: “Hubo mejor clima hacia los activos locales, por eso los dólares financieros continúan perdiendo terreno (tras el último reacomodamiento alcista) ya que más operadores se vuelcan tácticamente por apuestas en títulos en pesos, aún cuando el desequilibrio monetario representa un desafío a administrar a futuro”.

Los tipos de cambio implícitos venían de anotar la semana pasada fuertes avances, de hasta 8% (en el caso del CCL). Sin embargo, desde el martes pasado se observó una pausa en su marcha alcista, de la mano del optimismo en torno a un canje exitoso de la deuda. Más allá de la tercera merma consecutiva, el CCL acumula en lo que va del mes un alza del 9,8%, mientras que el MEP asciende un 11,2%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario