Brasil ayuda a Paraguay y Uruguay (sin aval argentino)

Economía

Brasil acordará de forma unilateral, sin el aval directo de la Argentina, con Paraguay y Uruguay la eliminación del doble Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur, anticipando una medida que debe entrar en vigor a nivel comunitario en 2009, informó ayer el canciller Celso Amorim. «Esa medida ya se resolvió unilateralmente, lo que estudiamos es cómo instrumentarla en el Mercosur», dijo el ministro afirmando además que Brasil pretende así «anticipar» una decisión del bloque formado por la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

A causa de la doble cobranza de arancel un producto que ingresa al bloque vuelve a pagar el impuesto a la importación cuando ingresa a otro país socio de esta unión aduanera imperfecta. Amorim explicó que el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva ya decidió que Brasil deje de cobrar ese doble impuesto cuando se trate de productos de importación que circulan en la región y que hayan pagado el AEC en Paraguay o Uruguay.

  • Adelanto

    Su supresión beneficiará la circulación de productos uruguayos y paraguayos con componentes y materias primas extranjeras.

    Valor dijo que Paraguay, no ve con buenos ojos la idea de que el Mercosur suprima el AEC, porque se vería privado de una fuente importante de ingresos.

    Fuentes gubernamentales sostuvieron además que Brasil querría que el Mercosur decidaen su Cumbre de la semana próxima en Rio de Janeiro adelantar la supresión del AEC para los productos de procedencia de Paraguay y Uruguay.

    Pero como esa propuesta presenta «complicaciones» para la Argentina, espera que Buenos Aires consienta en dar el aval comunitario a la medida que empezaría a aplicar Brasil.

    «Si la Argentina tampoco quiere eso, lo haremos unilateralmente, con acuerdos bilaterales con esos dos países», dijeron las fuentes, que pidieron el anonimato. Nuestro país podría analizar y compartir el criterio brasileño, pero pretende que la cuestión se discuta abiertamente en la próxima cumbre en su Cumbre de la semana próxima en Rio de Janeiro adelantar la supresión del AEC para los productos de procedencia de Paraguay y Uruguay. Pero como esa propuesta presenta «complicaciones» para la Argentina, espera que Buenos Aires consienta en dar el aval comunitario a la medida que empezaría a aplicar Brasil.

    «Si la Argentina tampoco quiere eso, lo haremos unilateralmente, con acuerdos bilaterales con esos dos países», dijeron las fuentes, que pidieron el anonimato. Nuestro país podría analizar y compartir el criterio brasileño, pero pretende que la cuestión se discuta abiertamente en la próxima cumbre del Mercosur.

    Actualmente existen acuerdos de este tipo vigentes dentro del bloque sudamericano, como la Política Autmotriz Común (PAC), un régimen que fundamentalmente regula la relación comercial del sector entre la Argentina y Brasil.

  • Reacciones

    La iniciativa brasileña provocó reacciones dispares en Montevideo. «Lo tomamos muy bien, es un paso adelante y un fortalecimiento de la integración», dijo una fuente de la Cancillería uruguaya. No obstante, otros funcionarios oficiales señalaron que la decisión «no significa nada» y «no representa en los hechos ningún beneficio»; lo que busca Uruguay es algo «mucho más profundo, que incluye las asimetrías, las políticas públicas, la coordinación macroeconómica, el acceso a los mercados».
  • Dejá tu comentario