Bueno: bajó la canasta cásica 0,5%

Economía

La inflación minorista fue de 0,5% en abril; sin embargo, el valor de la canasta básica alimentaria bajó 0,5%, lo cual tendría como efecto positivo que aproximadamente 90.000 personas dejen de ser consideradas pobres. Cabe recordar que el costo de la canasta básica marca el umbral de la indigencia; es decir, quienes están por debajo de la línea de pobreza.

Ayer el INDEC informó que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró durante abril una suba de 0,5%, lo que representa una notoria desaceleración respecto del aumento de 1,5% que se registró en marzo. En lo que va de 2005, la inflación minorista acumulada es de 4,5%; se destaca el rubro educación, con 7,8%; y alimentos y bebidas e indumentaria, con 5,6%.

El INDEC explicó que para llegar a esta suba de sólo 0,5% en los precios minoristas, los bienes y servicios con comportamiento estacional, y que representan 9,24% del total del IPC, bajaron 0,9%.
En este segmento se encuentran las frutas, las verduras, la ropa, el transporte por turismo, alojamiento y excursiones.

• Servicios públicos

En cuanto a los precios regulados, que representan otro 20,13% del IPC, y donde se encuentran los servicios públicos, no registraron variaciones. Por último, los otros bienes y servicios, que son el restante 70,63% del IPC, subieron 0,8%.

El mes pasado, los rubros que más subieron fueron indumentaria 3,5%; educación 1,6%; equipamiento y mantenimiento del hogar 1,3%; transporte y comunicaciones 0,6%; alimentos y bebidas 0,4%; 0,2% Vivienda; y Salud con 0,1%. El único rubro que experimentó deflación fue esparcimiento, con una baja de 1,2%.

Desde fines de marzo, el ministro de Economía,
Roberto Lavagna, realizó una serie de acuerdos, con productores de la carne, pollo y lácteos, entre otros, para bajar los precios que se habían disparado. Además de estas rebajas, que se notaron de manera más efectiva durante abril, no gravitaron reajustes de precios estacionales, como los del turismo, los taxis y los cigarrillos, que aumentaron durante enero, junto a educación y salud, que subieron en los meses siguientes.

También habría gravitado en esta rebaja de precios la menor circulación de dinero en la plaza, debido a que varias empresas y grandes contribuyentes debieron pagar el Impuesto a las Ganancias.
A todo esto se le sumó una «baja en las expectativas inflacionarias» según destacan en el Palacio de Hacienda, y una retracción del consumo ya que la gente «no quiso ni pudo convalidar estos aumentos», destacaron las fuentes.

Un aumento de 0,5% en los precios minoristas está en línea con la inflación prevista para este año que según Economía oscilará entre 8% y 10,5%.

Cabe señalar que la encuesta entre analistas que cada semana realiza el Banco Central indicaba que la expectativa para abril era de una suba de precios de 0,8% y para este año en torno a 9,9%.

Durante abril fueron los minoristas los que debieron parar la remarcación de precios, ya que en el sector mayoristas se registró una suba de 1,5%, indicador que acumula en el primer cuatrimestre del año una suba de 3,6% (9,2% en los últimos doce meses).


La suba de 13,9% en el precio del petróleo crudo fue el principal factor para la suba de los precios, la cual no pudo ser compensada por el retroceso de 1,2% en los valores de los productos agropecuarios, y de 0,6% de los importados.

Dejá tu comentario