Cambian norma para importar

Economía

El Banco Central flexibilizó ayer la disposición que exigía a los importadores de bienes de uso y consumo a comprar divisas para realizar los pagos en forma anticipada al despacho a plaza de los bienes adquiridos. Esa restricción había generado malestar entre los importadores, ya que significaba renunciar al crédito que conseguían de sus proveedores en el exterior, mientras la entidad perseguía su objetivo de alentar la demanda de dólares para mantener su precio.

Ayer, a través de la comunicación «A» 4.385, la autoridad monetaria realizó los siguientes cambios en el régimen:

• El pago por la importación de bienes de uso y consumo debe realizarse en forma anticipada (como ya se imponía) o antes de los 30 días corridos posteriores a la fecha del despacho a plaza de los bienes. Es decir, se da un mes adicional de plazo para efectivizar el pago de la mercadería.

El importador puede constituir «inversiones de portafolio en el exterior», lo que significa que no paga anticipadamente, sino que deja inutilizable el dinero con el que pagará la mercadería comprada en el exterior, por 180 días. Para esto deberá designar a una entidad financiera local que se encargará de realizar el seguimiento de las compras de divisas realizadas y sus aplicaciones. Esa entidad emitirá las certificaciones necesarias para que la empresa pueda acceder al mercado de cambios.

• Cuando un despacho incluyabienes de consumo en menor proporción que de capital, el acceso a mercado de cambio para el pago de la importación se regirá por las normas aplicables a los bienes de capital; por lo tanto, no tendrá plazos impuestos. Esto es porque, para aplicar la norma,
se tomará en cuenta el grupo de bienes que represente proporcionalmente el mayor valor dentro del despacho. Sin embargo, en caso de igual valor, se regirá por la norma cambiaria más restrictiva.

Dejá tu comentario