Alerta inversores: primera demanda contra un gobierno por el riesgo climático de sus bonos

Economía

Una estudiante australiana de 23 años exige que el gobierno revele la amenaza que enfrenta. Es el primer caso en el mundo que trata el clima como un riesgo material para el mercado de bonos soberanos.

Una estudiante australiana de 23 años presentó una acción legal que somete a juicio, por primera vez, a un gobierno por mala gestión de la crisis climática. Katta O’Donnell acusa a las autoridades federales australianas de incumplir su deber de divulgación de información, al no revelar el riesgo climático al emitir sus bonos soberanos, lo que podría inducir a engaño y/o error a los inversores.

En el caso se alega que el riesgo climático amenaza la economía australiana y que el gobierno tiene el deber legal de revelar la naturaleza de esos riesgos que enfrenta.

"El gobierno australiano está solicitando préstamos contra mi futuro: un futuro amenazado por su fracaso en la gestión de la crisis climática", dijo O'Donnell.

“Todo joven australiano que trabaje, como yo, poseerá bonos a través de su fondo de pensiones, pero, como todos los inversionistas, no sabemos cómo está expuesto el gobierno al riesgo climático. Si bien el gobierno actual estará fuera del poder mucho tiempo antes de que podamos acceder a este dinero, nuestra seguridad financiera, así como el mundo que nos rodea, asumirán los costos de su legado climático”.

Los bonos soberanos son emitidos por los Estados para financiar los gastos del gobierno y los inversores de todo el mundo estarán atentos al resultado de la demanda, que puede posibilitar que la divulgación del riesgo climático sea un requisito legal. Actualmente con un valor de 700.000 millones de pesos australianos (unos u$s 500.000 millones), la mayoría de los bonos soberanos de Australia son comprados por bancos centrales internacionales y fondos de pensiones.

Los inversionistas y los reguladores de todo el mundo han comprendido hace mucho tiempo que el cambio climático representa riesgos materiales para las empresas y las instituciones financieras. El Banco Central independiente de Australia, el Banco de la Reserva de Australia, ha advertido sobre los riesgos climáticos sistémicos para las principales instituciones financieras de Australia.

El organismo de control corporativo ASIC y el regulador prudencial APRA han dicho a las compañías y fondos que comprendan los riesgos del cambio climático y revelen sus impactos a los inversionistas. O’Donnell vs The Commonwealth es el primer caso en el mundo que trata el clima como un riesgo material para el mercado de bonos soberanos.

La agencia de calificación global Moodys ya ha declarado que la crisis de incendios forestales, exacerbada por los impactos del cambio climático, causará desafíos crediticios a largo plazo.

El impacto climático sobre el riesgo soberano está en la agenda de los inversionistas. En noviembre de 2019, el Banco Central de Suecia, Riksbank, anunció la venta de bonos de los estados de Australia Occidental y Queensland, argumentando que Australia "no es conocida por su buen trabajo climático".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario