Carne: Gobierno no da marcha atrás; Mesa de Enlace pedirá audiencia

Economía

Las propuestas recibidas por los frigoríficos no fueron suficientes pero las negociaciones continúan abiertas. Luego de la reunión del Presidente con el CAA se conformarán mesas de trabajo.

El Gobierno escucha a los interlocutores, pero continúa sin dar el brazo a torcer. Luego de reunirse con los líderes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), Alberto Fernández prometió conformar una mesa de trabajo para evaluar una salida al cierre de exportaciones de carne vacuna, pero lo cierto es que por el momento no surgió una resolución.

Mientras tanto, el paro agropecuario llegó a su fin y parece no haber margen de maniobra para una nueva medida de fuerza por parte de la Mesa de Enlace, que incluso también busca ser recibida por el Presidente.

Según explican desde el oficialismo, los esfuerzos del Gobierno se centran no solo en contener el precio de la carne en el mercado interno sino también asegurarse su normal abastecimiento y en paralelo controlar con lupa las maniobras distorsivas que ocurren en la cadena de ganados y carnes.

En paralelo, los frigoríficos exportadores continúan presentando propuestas para ampliar el volumen de kilos a precios subsidiados que vuelcan al mercado interno pero la respuesta del Gabinete económico fue que necesitan un compromiso “más profundo del sector”.

Los acuerdos alcanzados con la industria láctea y las empresas de alimentos, que integrarán la canasta de 120 productos que se lanzará en los próximos días y mantendrá sus precios congelados hasta fin de año, se toma como ejemplo dentro del Gobierno.

El campo a su vez parece estar ante una encrucijada porque hasta el momento las negociaciones de los frigoríficos no llegaron a buen puerto para liberar los envíos y si bien el paro agropecuario, que implicó el cese de comercialización de hacienda, se hizo sentir, la operatoria ya volvió a la normalidad. Una nueva medida significaría pérdida para el sector, incluso los transportistas de hacienda marcan la cancha y dicen que no pueden estar 10 días más sin trabajar.

En este complejo marco los integrantes de la Mesa de Enlace, que esta semana sumó como integrante al flamante presidente de la SRA, Nicolás Pino, detallaron días atrás que pedirán una audiencia con Alberto Fernández y en paralelo buscarán dialogar con mandatarios provinciales y legisladores acerca del impacto en el sector del cierre temporal de las exportaciones de carne.

Surgen en off un sinfín de medidas a las que echaría mano el Gobierno de no llegar a un acuerdo en los próximos días con los frigoríficos exportadores. Desde un incremento en las retenciones, hasta cupos para exportador o la prohibición de enviar al exterior cortes de consumo habitual en la canasta básica argentina como el asado o el vacío. Lo cierto es que las negociaciones con la industria cárnica siguen activas.

El encuentro entre el Presidente y el CAA fue todo un gesto para el sector, pero en la práctica no significó la apertura de la exportaciones de carne. Una vez más, Alberto Fernández, le volvió a ratificar al campo su preocupación respecto a la suba del precio de los alimentos en el último año. Los datos hablan a las claras, mientras el nivel de inflación anual se ubica en torno al 43%, la carne, en el mismo período, subió 65%.

En tanto, el CAA logró llevarse el compromiso del Presidente de que este año avanzará el Proyecto Agroindustrial que promueve esta coalición, a pesar del parate que viene mostrando desde hace meses. La única condición que sigue poniendo el Gobierno es que la historia de la carne no se repita en otro producto crucial en la mesa de los argentinos, mientras el final de esta historia sigue abierto.

Dejá tu comentario