"China importa más que suba de tasas de EE.UU."

Economía

«Hoy la situación de China pesa más que lo que ocurra con las tasas de interés en EE.UU.» Con estas palabras el titular del BCRA, Martín Redrado, buscó tranquilizar a los inversores que querían precisiones sobre las consecuencias que podría generar en la Argentina un incremento mayor de los rendimientos en los bonos del Tesoro norteamericano.

El funcionario participó en Washington de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial, con una agenda paralela a la de la ministra de Economía, Felisa Miceli. En todas las presentaciones ante colegas de terceros países, economistas e inversores se repitió la incertidumbre sobre la marcha de la inflación y cómo podría reaccionar el país si suben más las tasas de interés en los Estados Unidos.

  • Gravitante

    «La Argentina tiene un horizonte despejado en materia de deuda y no le cambia demasiado que las tasas internacionales suban más. Claro que sí habría un efecto sobre el sector privado», señaló durante una de sus disertaciones. «No precisamos un colchón de financiamiento por si suben las tasas en los Estados Unidos, simplemente porque el programa de financiamiento está totalmente bajo control.»

    «Hoy es mucho más gravitante para nosotros -prosiguió- que países como China o la India sigan con altos niveles de crecimiento porque esto asegura que el valor de las materias primas que exporta la Argentina se mantenga alto.

    Y este escenario no variaría por lo menos en los próximos 18 meses.»

    La criticada vicedirectora gerenta del FMI, Anne Krueger, se reunió ayer con Redrado y la conversación giró en torno a la evolución de la inflación. El funcionario argentino explicó que se está cumpliendo al pie de la letra con el programa monetario, con una fuerte acción del Central para absorber pesos a través de la cancelación de redescuentos, colocación de títulos y la política de pases.

    Redrado participó el sábado a la noche en una cena de banqueros centrales organizadapor Andrew Crockett, presidente del JP Morgan, en la que como «plato fuerte» estuvo Alan Greenspan. El ex titular de la Fed destacó que las subas graduales de tasas que decidió el organismo (él participó hasta la anteúltima) están consiguiendo el objetivo de enfriar el consumo vía el mercado hipotecario. «Con la baja de las tasas, la gente que había sacado créditos se encontró con más ingreso disponible por la reducción de las cuotas. Hoy este fenómeno se está revirtiendo claramente», aseguró.

    En un encuentro con la vicepresidenta para América latina del Banco Mundial, Pamela Cox, el titular del Central exploró la posibilidad de que los organismos respalden de alguna manera las emisiones de países emergentes para reducir el costo de financiamiento. «Es muy importante que ayuden para profundizar los mercados de capitales de la región», señaló. Claro que la experiencia del propio BM con la Argentina no es la mejor, ya que un título respaldado por la institución entró en default en 2001, ejecutándose la garantía que había otorgado la institución.
  • Dejá tu comentario