25 de julio 2005 - 00:00

Cobran tasa de hasta 75% por electrodomésticos

Las principales cadenas de electrodomésticos cobran tasas de hasta 75 por ciento por financiar las compras. Aun así, las ventas a crédito están creciendo 30 por ciento en el año. La tasa, poco explicitada en el momento de pactar la compra, es de por sí elevada en comparación con el 25 por ciento de costo de un préstamo personal en bancos.

Patricia Vaca Narvaja
Patricia Vaca Narvaja
En lo que va del año crecieron 30% las ventas a través de financiación de las grandes cadenas de electrodomésticos. A pesar de las altas tasas de interés que se cobran, las compras a través de créditos personales de casas como Frávega, Garbarino o Rodó ya alcanzaron el mismo porcentaje que las ventas realizadas con tarjetas de crédito.

Según los avales que el clientepresenta y el producto que desea comprar, los intereses varían y llegan hasta 75% anual en algunos casos. En la Subsecretaría de Defensa del Consumidor que dirige Patricia Vaca Narvaja y en las asociaciones de consumidores aseguran que muchas veces los intereses cobrados son «abusivos», pero como no existe un tope impuesto por ley que los regule, no hay otra opción que afrontar el costo de financiamiento o pagar en efectivo.

• Promociones

Después de la crisis de 2002, las grandes casas de electrodomésticos comenzaron a reavivar las compras con promociones y planes de pago que permitieron a los consumidores volver a acceder a bienes durables. Hoy con algunos plásticos se puede comprar en 12 cuotas sin recargo y hasta se obtienen descuentos. Pero por otro lado, la precaria situación en que la crisis dejó a un sector de la poblaciónque no posee tarjetas de crédito ni de débito, ni la posibilidad de acceder a un crédito bancario, llevó a que las grandes empresas ofrecieran líneas de crédito personales a altas tasas de interés fundamentadas en el riesgo de incobrabilidad que afrontaba el mismo comercio.

«Como hubo un retraso en las compras por la crisis, y de la mano de las bajas tasas que se consiguen comprando con tarjeta, el consumo se reactivó fuertemente», explicó a este diario el director comercial de Garbarino, Enrique Germano. Agregó que eso también impulsó a los créditos personales otorgados por esa cadena. En Garbarino, los intereses que se cobran por comprar en cuotas rondan 20% anual.

Pero cuando se consulta en una sucursal puede, dependiendo del plan elegido, del producto comprado y de las características del potencial cliente, llegar a ser de más de 50%. Por ejemplo, por un lavarropas de $ 799 como precio de lista en efectivo se puede acceder a un crédito que financie a una tasa de 25% anual o uno que posibilite más cuotas, pero a una tasa que supera 50%.

El director comercial de Frávega, Guillermo Olsen, asegura que «si bien lo que creció mucho en la cadena es la compracon tarjeta porque existen planes de hasta 24 cuotas sin interés, las compras por crédito personal ya alcanzaron 33% del total (comparten la misma proporción con el efectivo y tarjeta bancaria) y en lo que va del año subieron 30%». En esta cadena, el interés que se cobra también es cercano a 20%, pero sube dependiendo de la compra y del comprador.

En la revista de Frávega que promociona los productos en venta se anuncia una TAE (tasa anual equivalente, es decir, el tipo de interés real que se pagará en el préstamo) de 52,14%. Los planes de compras en cuotas con crédito personal incluyen el anticipo de una cuota, cuyo valor comprende a la vez gastos y seguros sobre crédito y verificación crediticia, pero no los sellados jurisdiccionales. Igualmente cuando se sacan las cuentas el interés puede ser mayor. Acercándose a una sucursal para pedir un presupuesto por un reproductor de DVD y un TV de 21 pulgadas pantalla plana que en efectivo suman $ 1.298, se ofrece un plan financiado de 12 cuotas de $ 189,9. Eso equivale a afrontar una tasa anual de cerca de 75% de interés.

En Hiper Rodo, las características de los créditos personalesson generales. Se paga 10% del valor como anticipo y el resto se puede abonar en 12 cuotas fijas a 15% de interés anual o en 6 cuotas a 11%. En todas las cadenas se exigen los mismos requisitos.

Documento, última factura de un servicio, como ser teléfono, y recibo de sueldo. Por lo general, no tardan en entregar la aprobación junto con los bienes comprados en más de dos o tres días.

• Tarjetas

Juan Carvajal, presidente de la Cámara del Confort y del Comercio de Artefactos para el Hogar, dijo a este diario que «al estar generalizada la compra en cuotas con tarjetas de crédito sin interés, la gente no suele recurrir a los créditos personales si tiene otra opción. Quizás es más común en el interior del país o en cadenas más pequeñas, pero en las grandes no».

A las asociaciones de consumidores llega gran cantidad de personas que consultan sobre la legalidad de los intereses que se cobran para comprar electrodomésticos en cuotas. «Les explicamosque si bien las tasas son abusivas y en la entrega de préstamos a sola firma hay cláusulas de letra chica perjudiciales, al no estar regidos por una ley, no es mucho lo que se puede hacer», explicó Sandra González, de Adecua.

El argumento oficial es el mismo. Leonardo Lepíscopo, asesor de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor, dijo que «las compras que se financian con tarjetas de crédito o débito, ya sea bancarias o no, están limitadas por el artículo 16 de la Ley 25.065 que prohíbe cobrar más de 25% sobre los intereses cobrados en los préstamos personales de la entidad o del promedio de entidades, respectivamente». Sin embargo, en el caso de los créditos que otorgan las casas comerciales «no existe tope alguno», enfatiza Lepíscopo, y explica que sólo puede actuarse si la tasa cobrada agrava al orden público o es abusiva y extorsiva en el contexto macroeconómico, pero que «la experiencia judicial en la materia es escasa. Prácticamente no hay fallos ni presentaciones judiciales en ese sentido».

Dejá tu comentario

Te puede interesar