20 de junio 2005 - 00:00

Comenzó cumbre del Mercosur con temor a la crisis energética

El presidenteNéstorKirchner y elcancillerRafael Bielsallegan alPalacio deGobierno deAsunciónpara reunirsecon elmandatariode ese país,NicanorDuarteFrutos.
El presidente Néstor Kirchner y el canciller Rafael Bielsa llegan al Palacio de Gobierno de Asunción para reunirse con el mandatario de ese país, Nicanor Duarte Frutos.
La amenaza de una crisis energética desatada a partir de la convulsión política en Bolivia, y la consecuente intención de cerrar el compromiso para la construcción del gasoducto que desde Perú (región de Camisea) lleve el fluido a la Argentina, Brasil, Uruguay y Chile, concentró el temario económico en la cumbre de presidentes del Mercosur, que comenzó ayer en Asunción del Paraguay y que se clausurará hoy.

«Este proyecto sería el más importante en la región en materia de complementación productiva y económica,» dijo el canciller peruano, Manuel Rodríguez Cuadros,
quien lo comparó con el tratado que sentó las bases de creación de la Unión Europea, hace más de cuatro décadas. «Es una iniciativa, que por su naturaleza, puede significar una suerte de Comunidad del Carbón y el Acero sudamericana,» agregó el ministro.

Rodríguez representa al presidente Alejandro Toledo en la cumbre de mandatarios del bloque sudamericano Mercosur, que se reúne en la capital paraguaya desde ayer.

El financiamiento de la obra provendrá del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo titular, Enrique Iglesias, asiste también a la reunión semestral del grupo. Esta podría ser además la última cumbre presidencial del Mercosur a la que asiste el uruguayo, que dejará el organismo financiero en los próximos meses.

El gasoducto demandará una inversión de unos u$s 2.500 millones y se espera esté operativo en 2007. Paraguay reclamó el sábado ser incluido en la iniciativa.

Los ministros de energía de América del Sur definirán el miércoles en la sede del BID, en Washington, los alcances del plan en un encuentro al que ha sido invitada también Bolivia. «He explicitado que nuestro país puede jugar un rol importante en el proceso de integración energética latinoamericano,» dijo a periodistas el canciller boliviano, Armando Loayza.

Los gobernantes tienen previsto firmar también una declaración de respaldo a la continuidad institucional en Bolivia, en la que expresarán su deseo de que el país tenga éxito en el desafío de convocar elecciones. Los países suscribirán un protocolo de respeto a los derechos humanos y anunciarán la creación de un fondo estructural de unos u$s 100 millones para invertir en obras de infraestructuray proyectos sociales en las zonas más pobres del a región.

El Mercosur buscará además concretar acuerdos comerciales con Panamá e Israel, en negociaciones que se sumarán a las que ya tiene en curso con países del Golfo Pérsico y Egipto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar