Con menos, pudo sumarse al resto

Economía

Vino bien la onda exterior en los mercados, también siempre pendientes de lo que suceda con la economía del Norte para asumir posiciones o dejarlas, y nunca sabrán los de afuera qué bien le cayó al recinto local para salir de la cornisa en que había quedado el martes. En una fecha que hubiera resultado de cierta flojedad general, no era difícil que se viera al Merval perforando el piso de los "2.100" puntos. Y de producirse, esto podía haber activado más oferta agregada. Pero apareció el Dow con suba de 0,41 por ciento, el índice Bovespa lo amplió en gran forma y hasta sumar un importante 2 por ciento de incremento. Dejando al Merval la posibilidad de sumarse y aventar los peligros mayores que se cernían. Después de un mínimo de 2.128 unidades, alcanzó máximo de 2.156 y terminó muy junto a ello, con un 2.155 que trajo algo de tranquilidad. La diferencia, nuevamente inferior a otros recintos, resultó de 1,10 por ciento en positivo. Algunas plazas con desempeños destacados, en especial el rebote parcial de Tenaris y que esta vez actuó con signo a favor de casi 1,5 por ciento en sus precios.

  • La diferencia

  • Difícil encontrar la felicidad completa por estos tiempos tan inestables, si se debe marcar una señal que no fue en armonía con los precios: esto atravesó por el total de negocios en acciones y que sufrió un retroceso, hasta quedar en sólo 51 millones de pesos de efectivo. En buena medida por conducto de la misma Tenaris, que solamente hizo 166.000 acciones en la víspera y se sintió en la suma global. Muy destacada la plaza de TGS, acción con nada menos que 5,5 por ciento de aumento, muy bien Siderar y Molinos Río -en términos de 4 por ciento de alza-y las diferencias generales dieron contundencia a los avances: con "48" papeles en aumento, por sólo "22" con descensos.

    Tremendo cúmulo en "cauciones", en notable salto, que insumieron $ 223 millones efectivos y 21% de los totales generales. Señal de apalancamientos surtidos, acaso como esperando repuntes más amplios. Y la Bolsa, espera.

    Dejá tu comentario