14 de febrero 2024 - 17:07

Conflicto por la tarifa de colectivos: ¿cuánto podría subir el boleto y qué reclaman las empresas?

Según anticiparon fuentes del sector empresario, el costo del boleto debería pasar de los $600 actuales a unos $1.000. Con ese escenario, sin mayores desembolsos del Estado, la tarifa debería subir otros $400.

Lo empresarios del transporte de colectivos piden que se oficialice una nueva estructura de costos. Es decir, más aumentos.

Lo empresarios del transporte de colectivos piden que se oficialice una nueva estructura de costos. Es decir, más aumentos.

Ignacio Petunchi

Las empresas de transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires le enviaron este miércoles una Carta Documento al ministro de Economía, Luis Caputo. En la misiva, las firmas del sector instan a que se oficialice una nueva estructura de costos esta semana. En ese sentido, afirman que de no ser así volverán a recortar la frecuencia del transporte. Según anticiparon fuentes del sector, el costo debería pasar de los $600 actuales a unos $1.000. Por lo que la tarifa debería subir otros $400 o compensar el agujero con mayores subsidios, ya que de otro modo aseguran que con las condiciones actuales el servicio es “insostenible”.

Vuelven las tensiones en el sector del transporte. Pocos días después de que el Gobierno decidiera el retiro del subsidio para el interior del país, el foco del conflicto está ahora en el AMBA. Para esa zona, la última actualización de la estructura de costos se realizó en noviembre pero con los valores del gasoil y de los salarios -que son factores determinantes- de agosto y septiembre respectivamente.

Las cámaras empresariales aseguran que a partir de allí sufrieron fuertes incrementos. En el combustible, que pasó de $362 a más de $900 y también en el costo laboral: el básico de los choferes de la UTA pasó de $537.000 en diciembre a $737.000 en febrero. Es por esto que consideran que los $600 que se reconocen actualmente ($400 vía subsidios y $200 vía tarifa) vuelven al servicio “insostenible”.

De esta manera, piden una actualización urgente para llevar el costo a cerca de $1.000. Para las empresas es indiferente si el agujero de $400 por boleto se compensa con mayores desembolsos del Estado o con una suba del boleto que pagan los pasajeros. En cualquier caso lo que quieren es mejorar sus cuentas porque aseguran que “ya no tienen medios materiales para sostener las frecuencias”.

El Gobierno tiene el foco puesto en alcanzar el equilibrio fiscal. Para eso necesita no incrementar la cuenta de subsidios, que fue la única partida que se incrementó en términos reales en enero de 2024 en comparación al mismo mes del 2023. Si decidiera no incrementar desembolsos a las empresas, la tarifa debiera pasar de los $270 actuales a cerca de $670.

Si bien los últimos incrementos de las tarifas llevaron el boleto mínimo en el Área Metropolitana de Buenos Aires a $ 270, el promedio que se paga es menor por los descuentos que hay al atributo social y el boleto integrado. Ese promedio que perciben las empresas alcanza los $200.

Según aseguran en el sector, el ex ministro Guillermo Ferraro, que tenía a cargo la Secretaría de Transporte, se había comprometido a revisar nuevamente la estructura de costos durante el mes de enero. El funcionario salió eyectado semanas atrás, la estructura pasó a pertenecer al Ministerio de Economía y la revisión nunca se hizo.

Sobre este punto, anticiparon que si no hay una convocatoria inminente avanzarán con medidas de fuerza que podrían incluir un paro o recorte de frecuencias, tal como ocurrió al comienzo del año. “Esto no es un lock out, las empresas se están quedando sin capital para operar”, justificaron las entidades que agrupan a los 18.500 colectivos del AMBA.

Dejá tu comentario

Te puede interesar