La construcción se contrajo 48,6% en mayo (caída se redujo a la mitad de la sufrida en abril)

Economía

Más allá de la nueva fuerte contracción interanual, el índice mostró en mayo rebote de 99,9% respecto del mes previo, un período en el que por la pandemia casi no hubo actividad (mínimo histórico de la serie).

En medio de los efectos de del coronavirus y las medidas para contrarrestarla, la actividad de la construcción experimentó en mayo una caída del 48,6% interanual, aunque mejoró sensiblemente respecto a abril, un mes en el que por la pandemia casi no hubo actividad (mínimo histórico de la serie), informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) de la serie desestacionalizada mostró en el quinto mes de 2020 una variación positiva de 99,9% respecto del mes anterior, un período en el que por el Covid-19 la economía estuvo prácticamente paralizada en casi su totalidad.

"Cabe señalar que en mayo el índice de la serie desestacionalizada recuperó parte de la retracción acumulada en el período marzo-abril", explicó el INDEC.

Agregó que "este índice se ubicaba en abril en un nivel 67% inferior al de febrero -antes del comienzo de la emergencia sanitaria-, y en mayo recuperó aproximadamente la mitad de dicha caída, por lo que se ubicó en un nivel 34% inferior al de febrero".

Asimismo, en mayo los niveles de todos los insumos que componen el ISAC, aunque en la mayoría de ellos es inferior al que tenían en febrero, muestran una suba respecto de abril en términos desestacionalizados.

De esta forma, presentan subas mayores al 100% en términos desestacionalizados respecto de abril los ladrillos huecos, artículos sanitarios de cerámica, pisos y revestimientos cerámicos, y mosaicos graníticos y calcáreos, mientras que observan incrementos entre 50% y 100% placas de yeso, yeso, asfalto, hierro redondo y aceros para la construcción, pinturas para construcción y cemento portland.

construccion iaraf.jpg

La industria de la construcción es uno de los sectores que desde marzo pasado, a comienzos de la crisis del coronavirus, tiene restringida la actividad para las grandes obras y solamente se ejecutan algunas obras obras públicas y refacciones menores.

En el acumulado entre enero y mayo, la construcción verificó una caída del 42,2% contra igual período de 2019, siempre según las cifras oficiales. La caída registrada en mayo en la medición interanual fue inferior al 76,2% de baja de abril y parecida al 47,1% de marzo, de acuerdo con el INDEC. A su vez, la actividad alcanzó en mayo 21 meses con retrocesos consecutivos, es decir, su declive viene de hace casi dos años.

"La fase 1 de abril llevó a la construcción a los mínimos históricos, donde solo se mantuvo dinámica un cuarto de la actividad de un mes normal. En el mes de mayo mostró un movimiento ligeramente mayor del sector. Sin embargo, la caída acumulada entre marzo y mayo es del 34%", remarcaron los economistas del IARAF, Nadin Argañaraz y Bruno Panighel.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario