Señalan fuerte alza del consumo en la previa del congelamiento de precios

Economía

El consumo masivo recuperó los valores de la prepandemia. Con el programa del Gobierno, las ventas podrían crecer por primera vez en 5 años.

En la previa al congelamiento de precios, el consumo registró su mayor suba en 15 meses. La recuperación ya superó los niveles prepandemia y el año podría volver a cerrar en alza, después de 5 años de caídas, pero en la evolución histórica, los valores de ventas están al nivel de 2006. De implementarse correctamente el congelamiento, se espera que continúe un alza en el consumo de supermercados, en detrimento del canal tradicional, por menores precios. Así se desprende de datos oficiales y de consultoras especializadas.

El último dato oficial sobre consumo lo proporcionó ayer el INDEC, correspondiente al mes de agosto. Las ventas en supermercados crecieron 4,5% interanual, y en el caso de los mayoristas, un 2,4% interanual (ver pág. 5).

De cara a septiembre, los datos de las consultoras privadas también muestran subas en el consumo. En el caso de Nielsen, ayer difundió que el consumo en supermercados creció 8,5% interanual en septiembre, con las mayores subas en bebidas (+16%), alimentos (+8,6%) y frescos, lácteos y congelados (+7,6%).

Eso en cuanto a los supermercados, pero en cuanto a la totalidad de las ventas, incluidos kioscos, almacenes y locales asiáticos, el bimestre agosto-septiembre marcó un alza en el consumo del 15%, y la suba interanual acumulada en el año llega al 11,5%. Con estos datos, estiman que el consumo cerrará el año en datos positivos, después de 5 años consecutivos de caída.

“Con esta recuperación ya superaste la caída de la pandemia y estás por encima de los niveles de 2019, es decir que cuando se habla de que la actividad se recupera, el consumo también acompañó”, describió Martín Estévez de NielsenIQ. De todos modos, el nivel actual está en valores de 2006, muy lejos del pico de 2013. “Las subas con un doble dígito también tienen que ver con una baja base de comparación, sobre todo en el canal tradicional”, aclaró.

Los analistas esperan un impacto del congelamiento en el consumo, si efectivamente se cumple. En el caso de Focus Market, estiman cerrar el último trimestre del año con un crecimiento del 3,8%. En la misma línea, desde Nielsen consideran que, si el congelamiento funciona como precios cuidados, podría tener impacto en ventas, dado que Precios Cuidados, que solía ser un 6% de la facturación de supermercados, llegó al 9%.

Para los analistas, el mayor impacto se dará en supermercados, por la facilidad para implementarlo y controlarlo. “El nuevo equilibrio de precios genera también un nuevo esquema de preferencia de la demanda, que hoy se encuentra en hipermercados y mayoristas, siendo perjudicado el canal de cercanía”, describió Damián Di Pace, director de Focus Market.

En ese sentido, desde la consultora Scentia relevaron que en septiembre el consumo creció por tercer mes consecutivo, debido a la situación “positiva” en el canal supermercados, que acumula en el año una mejora interanual del 2,6%. Esto ampliará el “gap” de precios entre los canales de ventas, según aseguró Osvaldo del Río, director de Scentia, en un foro organizado por LIDE. Los supermercados, que históricamente tenían una diferencia de 7 puntos con los autoservicios, ese valor puede alcanzar los 20 puntos. Como nuevas tendencias, detectó cada vez más consumidores finales en mayoristas, y la pérdida de mercado de primeras marcas, de tener el 70% de las ventas, a un 60%, “tal como ocurrió en 2002”.

Por el contrario, Di Pace espera una desaceleración para el primer trimestre de 2022. “Hay varias variables retrasadas en el sistema de precios, como tarifas y tipo de cambio. Eso genera que el consumo anticipado hoy a los efectos de no afectar el poder adquisitivo presente se convierte en restricción de gasto a futuro”, agregó Di Pace.

Dejá tu comentario