Convocan a Redrado y a Boudou por el derrumbe en mercados

Economía

Una extensa reunión tuvo ayer Cristina de Kirchner con Martín Redrado y Amado Boudou. Por dos temas se los convocaba: el derrumbe de las cotizaciones y la presión sobre el tipo de cambio. Sobre el dólar primó la teoría dominante desde que comenzó la crisis en Estados Unidos: dejarlo subir gradualmente, aunque ello implique sacrificar día a día reservas internacionales.

Sabido es el pensamiento de la Presidente sobre los mercados, tal como les señalaba a empresarios hace diez días: «El riesgo país no me importa. Sí me importa lo que sucede con la obra pública y el empleo». Pero ayer, el derrumbe de las acciones disparó el debut de la intervención estatal en la Bolsa de Comercio. A través del Banco Nación (¿con dinero de la ANSeS?), a última hora el Merval pudo recortar pérdidas y hasta hacerlas similares a las de San Pablo (ambas tuvieron 10% de merma). También hubo compras de títulos públicos. Al desplomarse-Wall Street, se pudo licuar el motivo de la caída de los papeles argentinos, en realidad producto en buena parte de la estatización de las AFJP.

Pero quedaron al descubierto algunos elementos importantes:

  • El BODEN 2012 cotiza a u$s 21,40. Pero el año próximo hay que pagar 12,5 dólares de amortización y u$s 1,5 de intereses. Así, el total que debe abonarse en 2009 es de 14 dólares por cada 100 de valor nominal. Le conviene al gobierno directamente recomprar el bono a u$s 21,40.   

  • ¿Tiene fondos el gobierno para aprovechar una operación de este tipo? Lo que queda claro es que las recompras que se hicieron a través del BCRA y del Tesoro hace dos meses les implicaron una pérdida de 30% a los precios de ayer. Si sigue tomando medidas como la de las AFJP, mejor no recomprar.

  • Atrás quedó la posibilidad de lograr un entendimiento con el FMI y utilizar la línea de créditos disponible del organismo para recomprar deuda. Es cierto que nunca estuvo en la primera fila de las decisiones, pero era una iniciativa del secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, esbozada en la última asamblea del FMI-Banco Mundial en Washington. Hoy es utópico pensar en ello tras la estatización de las AFJP. Lorenzino debió asimilar esta medida, a contramano de los acertados pasos que venía dando con el Club de París y los canjes de la deuda. Por si fuera poco, la presencia en los dos lados del mostrador de Sebastián Palla (ex subsecretario de Financiamiento con Roberto Lavagna) asesorando al gobierno en esas transacciones (pese a presidir la cámara de AFJP, actores principales por sus tenencias de bonos) era algo que también incomodaba.

  • El único milagro en la negra jornada de ayer era que el despegue del riesgo-país no haya ocasionado un alza fuerte de las tasas de interés. Pero se deberá monitorear día a día. Dependerá de cómo siga el goteo con la renovación de los plazosfijos que vayan venciendo de ahorristas. Claramente para ellos, dejar de recibir el resumen de cuenta trimestral de las AFJP (si estaban afiliados) con su «cuenta individual» y ver sus fondos acumulados esfumados no es un buen incentivo.
  • Dejá tu comentario