Alentador: el crédito privado crecería entre 5% y 7% en octubre

Economía

No se trata de ningún boom, sino de una fuerte recuperación. En términos reales, aún el crédito está en deuda, pero de a poco va ganando posiciones. En lo que va del mes, se vislumbra un fuerte aumento.

Los datos de la primera quincena del mes permiten inferir que la recuperación del crédito en pesos al sector privado se mantiene firme. Según las estadísticas del BCRA al 14 de octubre pasado, el stock de préstamos privados en pesos está creciendo este mes entre un 5% y un 7% mensual. Esto implica un aumento de entre $151.000 millones y $215.000 millones, acercando el stock total a los $3,5 billones. Si bien aún está lejos de recuperar el terreno perdido, sobre todo por el efecto “crowding out” del sector público, desde julio pasado hay señales de haber acelerado la recuperación. Esto, quizás, se vincula con las sucesivas flexibilizaciones a las restricciones a la movilidad y a las distintas actividades, dando lugar a una reacción de la demanda crediticia por parte de empresas y familias.

Desaceleración

Vale señalar que en el primer trimestre del año y gran parte del segundo hubo una fuerte desaceleración donde el crédito apenas crecía a tasas mensuales de entre 1% y 2%, profundizando la caída en términos reales del crédito privado. Pero desde julio empezó a crecer a tasas del 3% mensual para alcanzar un 4% en setiembre y ahora se perfila para más del 5%. Claro que en términos anuales el crédito privado que empezó el año creciendo al 52% nominal en el transcurso del primer semestre se fue derrumbando hasta el 34%, pero en los últimos meses comenzó a acelerarse al 37%. El problema es que la inflación se aceleró aún más. De ahí la caída en términos reales que muestra el stock total. Lo cierto es que, mientras el BCRA seca la plaza financiera a través de la colocación de Pases y Leliq, restando oferta crediticia al sector privado y otro tanto hace el Tesoro captando fondos que en otra oportunidad hubieran ido a financiar capital de trabajo y/o gastos domésticos, así y todo el sistema financiero parece ingeniárselas para satisfacer el repunte de la demanda crediticia privada. Que los préstamos privados en pesos crezcan es una buena señal, sobre todo, si lo hacen por encima de la inflación porque es fiel reflejo que el nivel de actividad está mejorando, ya que gran parte de las transacciones económicas se financian vía crédito bancario. No es para nada un boom ya que la economía está rebotando y saliendo gradualmente de la fuerte caída del año pasado, pero permite avizorar que en los próximos meses el nivel de actividad podría mantenerse.

Financiamiento

Por lo pronto, en lo que va de octubre las líneas de financiamiento más dinámicas son las vinculadas con Tarjetas que proyectan un crecimiento mensual de entre un 6% y un 9% (unos $55.000 a $87.000 millones), le siguen Documentos con un 5% a 7% (entre $35.000 y $52.000 millones), luego Prendarios con un 7% a 9% ($12.000 a $16.000 millones), y Personales con un 3% a 5% ($18.000 y $26.000 millones). También los giros en descubiertos (Adelantos en cuenta corriente) muestran una mejora, aún estacional, de 7% a 9% mensual que implicaría un aumento de entre $21.000 a$27.000 millones. Mientras que las líneas de Hipotecarios apenas crecen entre un 3% y 4%, lo que representaría unos $8.000 a $10.000 millones.

Hoy la cartera crediticia privada del sistema se compone de un 31% de financiaciones vía Tarjetas de crédito, un 24% de Documentos, un 17% de Personales, un 10% de Adelantos, y 7% de Hipotecarios y 6% de Prendarios y el resto de Otros créditos.

Temas

Dejá tu comentario