26 de enero 2024 - 12:00

Las claves de la pelea de Javier Milei con los gobernadores

La "herencia" fiscal que recibió el Gobierno fue peor a la que suponía y el efecto de la recesión económica de 2024 será negativo sobre la recaudación tributaria. Lo que se piensa juntar por un lado, se perderá por otro.

El presidente Javier Milei recibió a todos los gobernadores del país el pasado 19 de diciembre.

El presidente Javier Milei recibió a todos los gobernadores del país el pasado 19 de diciembre.

Presidencia

El punto de partida del plan de ajuste del presidente Javier Milei será peor del que esperaba aplicar. Es de 6% del PBI, 1 punto peor del que estimó el ministro de Economía, Luis Caputo. Es más que probable, entonces, que la meta ambiciosa de conseguir 2% de superávit fiscal primario prometida al Fondo Monetario Internacional (FMI) se reduzca a 0,8%, plantean en el mercado.

He ahí la explicación a la dureza del Gobierno con los gobernadores que se niegan a aprobar la suba de las retenciones al campo, más que nada, porque el incremento de la presión fiscal tendrá efecto neutro en los ingresos.

Las retenciones por sí mismas van a generar una aporte en la recaudación fiscal en 2024. Según estimaciones del Gobierno, este año deberían reportar 1,2% más, de los cuales 0,7 puntos vienen por el lado de recuperación de las exportaciones, dejando atrás la sequía, y 0,5 puntos provienen de la suba de alícuotas.

El problema, según plantea Martín Polo, economista de Cohen Argentina, es que la recesión que va a haber en 2024 afectará seriamente a la recaudación fiscal en general, con una baja de 1,2% del PBI. Por eso, el Gobierno necesita de toda la batería de incrementos de tributos propuesta en el paquete de la ley ómnibus, sobre todo, porque uno de los pilares del sistema tributario, el IVA, seguramente aporte menos por la caída de consumo y actividad.

La polémica frase de Milei y la postura de las provincias

“No les voy a dejar ni un peso”, dijo Milei en la última reunión de gabinete ante la firme negativa de los gobernadores a apoyar el incremento de las retenciones que afectaría a sus productores, de lo el cual no reciben nada porque no se coparticipa esa carga tributaria.

El eje del conflicto hoy con las provincias es que, si no se aprueba el ajuste tal como está, Milei tal vez no pueda cumplir ni siquiera de llegar fin de año en déficit cero.

Polo plantea que “la nueva administración implementó una política de shock, dentro de las cuales hay cosas que las puede hacer rápido y otras tienen que pasar por el Congreso”.

En ese sentido, el analista de mercado considera que “hay mucha expectativa” del Gobierno en el paquete “para que el mercado le crea que no va a haber gradualismo”

Polo plantea con ironía que “la caída del nivel de actividad el Gobierno no la puede negociar en el Congreso” y partiendo de esa realidad pareciera ser que el oficialismo “se olvidó de la motosierra ya que gran parte de este ajuste va a ser con aumento de impuestos”

“Creemos que a los jubilados los van a seguir ajustando en punto de PBI. Lo que mas preocupa es el impacto que va a tener la recesión. Por menos actividad estamos previendo una caída de la recaudación de 1,2 puntos de PBI”, dijo en una charla ante inversores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar