Cuatro empresas pelean por estar en camiseta

Economía

Dos empresas de indumentaria, una de electrodomésticos y otra de TV se pelean por estar en la camiseta de San Lorenzo: según trascendió ayer, la estadounidense RCA habría cerrado un acuerdo por tres campeonatos con los directivos del club del Bajo Flores, por el que pagarán $ 750.000 en total (o sea, $ 250.000 por semestre). La casaca azulgrana está «vacía» de publicidad desde que CableVisión se retiró, disconforme del tamaño y la exposición «desmedida» de la marca Lotto, la italiana que viste a los «cuervos». Por eso, hicieron un «joint venture» con Indular, la empresa que capitanea Guillermo Gotelli, para ir juntos por la camiseta de San Lorenzo. Sucede que Gotelli tiene los derechos sobre la marca Signia, de buenos recuerdos para los «cuervos» ( ganaron sus tres últimos torneos vistiéndola). El contrato que tiene Lotto -que acaba de presentar un nuevo modelo, que no gustó entre los hinchas « santos»- vence a fin de año, y por eso Signia habría ido a la carga para reemplazarla a partir del primer día de 2006. El trascendido indica que CableVisión (cuyo CEO, Mariano Ibáñez, es hincha del Ciclón) habría ofertado $ 600.000 por año, una cantidad obviamente superior a la que pagaría RCA. ¿Por qué habrían optado los directivos del club por la oferta menor? Porque RCA no cuestiona (como sí lo hace CableVisión) que la marca Lotto aparezca al menos una docena de veces en el uniforme azulgrana, contra apenas dos menciones del «sponsor» y una de San Lorenzo. La negociación se enmarca en la aparición de un grupo que conformó la denominada « Subcomisión de Hinchas», cuya aspiración de máxima es volver a avenida La Plata. En la actualidad, el club tiene una sede aledaña al supermercado Carrefour, que ocupa el predio que fue del estadio, donde funcionan una piscina, un gimnasio y la secretaría. Sin embargo, una « subsubcomisión» está estudiando la posibilidad de construir un nuevo estadio donde está el híper. Según evalúan esos socios, el costo del terreno rondaría los u$s 5 millones y la construcción del estadio, otros u$s 12 millones. O sea, el valor de dos o tres jóvenes estrellas...

Dejá tu comentario