Debacle financiera por culpa de China: impacta sobre Argentina

Economía

Como un conjuro aparecieron cinco pésimas noticiasque desplomaron a los mercados del mundo y dejaron tensos para hoy a los inversores del planeta.

Los responsables del «martes negro» que provocaron la mayor caída de las Bolsas del mundo, de las materias primas y de los bonos fueron:   

  • 1 - La caída de 9,2% de la Bolsa de Shanghai y Shenzhen por las advertencias del gobierno chino sobre que castigará la especulación bursátil. Fue la mayor caída en un día desde 1997, año de la gran crisis asiática.   

  • 2 - Las declaraciones de Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal, quien dijo que Estados Unidos puede entrar en recesión en el último trimestre de este año.   

  • 3 - La revaluación del yen, que hizo que los que tomaron deudas en estas monedas para comprar acciones chinas salieran a vender para devolver los préstamos antes de que se encarezcan más.   

  • 4 - La caída de casi 8% de las órdenes de compra de bienes duraderos que potenciaron el efecto de las declaraciones de Greenspan. Dentro de este indicador, la baja de 6,5% en las órdenes de bienes de capital, cuando se esperaba que crecieran 0,3% fueron un impacto fuerte.   

  • 5 - El fallido atentado contra el vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, en Kabul.

    El núcleo de esta crisis, que es financiera y no económica, porque los fundamentals de la economía mundial siguen intactos, fue China. «Sólo hubo un cambio de expectativas», simplificó un operador. «Si se impone la cordura, la situación se recompone a corto plazo», agregó.

    El derrumbe parece exagerado si se analiza sólo lo que pasó entre lunes y ayer. Pero si se mira más atrás se puede ver que:

  • La Bolsa China fue la que más subió en 2006 con 130%. En lo que va de 2007, llevaba acumulado hasta el lunes 14%.

  • Una gran parte de los inversores está «apalancada», como se llama a las operaciones que se hacen sin dinero propio.

    Estas dos razones explican la exageración de una caída que debió ser menor. Pero sucede que muchos inversores tomaron préstamos bancarios para comprar acciones chinas. Cuando los papeles comenzaron a subir, los caucionaron, es decir, los ponían como garantía para tomar más dinero y comprar más acciones. Se creó una inmensa masa de compras «apalancadas». Al subir ayer el valor del yen 2%, los que tenían préstamos en esa moneda se asustaron y decidieron vender para pagar la deuda antes de que se revalúe más.

  • Récord

    El día anterior, la Bolsa de Shanghai había llegado a su récord histórico y acumulado subas en el año de 14%, porque los inversores acumularon compras esperando la reunión de la próxima semana del Congreso Nacional del Pueblo en Pekín. Creían que en este encuentro se aprobarían medidas pro mercado, incluyendo una reforma a los impuestos corporativos y acciones para mejorar el ingreso rural.

    Pero cuando el gobierno chino anunció que iba a investigar el mercado bursátil, todo se terminó. Aparecieron rumores de que se iban a seguir de cerca las operaciones para ver si los bancos del país dieron préstamos para comprar acciones, algo que está prohibido, pero nunca se controló con rigor.

    Con los rumores llegó el efectomanada, y cuando esto sucede, todas las salidas resultan angostas. Enseguida los precios en baja activaron los mecanismos de «stop lost» de las computadoras y la caída se asemejó a un alud. Las computadoras de los brokers tienen en su memoria órdenes de los inversores que le indican a partir de qué precio deben vender o comprar acciones. Obvio, ayer se activaron las órdenes de venta.

    Hasta aquí, todos fueron rumores, porque el gobierno chino no confirmó nada. El único anuncio que hizo fue que creó una fuerza especial para combatir la negociación ilegal de acciones. Las autoridades también señalaron que tomarán otras medidas, pero no adelantaron nada más.

    Para los inversores occidentales, el pensamiento chino es un laberinto. Por eso se transformaron en vendedores. Quedó la esperanza de que hoy den más señales de lo que quieren hacer. La noche del martes y la madrugada del miércoles tendrán más gente que la habitual desvelada, siguiendo los precios de las acciones en Shanghai y Shenzhen.
  • Dejá tu comentario