Efecto Covid-19: en mayo se aceleró el déficit fiscal primario y llegó a $251.287 millones

Economía

El gasto primario prácticamente se duplicó respecto al mismo mes de 2019 mientras que los ingresos crecieron apenas un 2,4% interanual. En abril, el déficit había alcanzado los $228.821 millones.

Argentina registró en mayo un déficit fiscal primario de $251.287 millones (unos u$s3.666 millones), frente a un resultado positivo de 25.974 millones de pesos registrado en el mismo mes del año pasado, según publico este lunes el Ministerio de Economía.

El gasto primario creció un 96,8% interanual y se ubicó en los $579.507 millones. Según la cartera conducida por Martín Guzmán, esto se produjo producto de "las medidas para sostener los ingresos de las familias, sostener el empleo y la producción y compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales".

En efecto, el impulso del gasto primario estuvo explicado casi en su totalidad por las transferencias corrientes, las prestaciones a la seguridad social y la inversión pública de capital.

Los gastos corrientes se incrementaron $279.367 millones y totalizaron $554.016 millones, lo cual significó un salto superior al 100%. De acuerdo al comunicado oficial, tuvo mucha relevancia la ayuda estatal a través de el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Las transferencias a las provincias marcaron un avance notable y alcanzaron los $53.327 millones, explicados, fundamentalmente, por Aportes del Tesoro Nacional (ATN) por casi $11.000 millones, refuerzos alimentarios a comedores y sanitarios a hospitales provinciales por casi $4.500 millones y erogaciones por $3.800 millones destinadas a reforzar las cajas previsionales provinciales no transferidas al SIPA.

Paralelamente, las prestaciones a la seguridad social totalizaron $193.767 millones, marcando así un crecimiento interanual del 43,4% producto de lo establecido en el Decreto Nº 163/2020.

Por el lado de los ingresos, el Estado obtuvo $328.120 millones, lo cual reflejó una variación nominal de apenas 2,4% respecto a 2019, contra una inflación del 43% durante el mismo período.

Los ingresos tributarios, que componen casi la totalidad de la recaudación, retrocedieron un 3,3% producto de fuertes contracciones en impuestos como el IVA (-7,9%) o los derechos de exportación (-36,2%), que fueron atenuadas por subas en bienes personales (+1.191%) y aportes y contribuciones a la seguridad social (+12,3%).

En abril pasado, el déficit primario había alcanzado los $228.821 millones de pesos. Esto evidencia la aceleración del rojo que tiene el Estado en este contexto de profundización de la crisis económica a raíz de la pandemia.

Por otra parte, el resultado financiero del quinto mes del año, que contempla los pagos de deuda pública, resultó negativo en $308.219 millones (u$s4.496,9 millones).

"El pago de intereses de la deuda pública ascendió a $56.932 millones (en mayo)", dijo el comunicado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario