Déficit fiscal fue de $89.499 millones en agosto y volvió a desacelerarse en términos mensuales

Economía

Los ingresos totales del Estado crecieron casi un 25% interanual y alcanzaron los $432.533 millones, mientras que el gasto creció casi un 57% hasta los $522.033 millones. En julio el déficit había sido de $155.524 millones.

Traccionado por una mejora en los ingresos y una menor suba del gasto, el déficit fiscal primario volvió a desacelerarse en términos mensuales. Según los datos aportados este lunes por el Ministerio de Economía, el "rojo" fue de $89.499 millones en agosto, cuando en julio había sido de $155.524 millones.

Los ingresos totales del Estado crecieron casi un 25% interanual y alcanzaron los $432.533 millones. La cifra todavía se ubicó por debajo de la inflación del período pero superó el 16% que se había observado en el mes previo.

En particular, los recursos tributarios, principal componente de la recaudación, crecieron 30,1% y acumularon tres meses de aceleración. La suba fue impulsada por el impuesto a los bienes personales (+678,6%), el impuesto a las ganancias (+37,1%) y el impuesto PAIS, que en agosto del año pasado no existía.

En cuanto a las erogaciones del Sector Público Nacional, la cartera conducida por Martín Guzmán informó que el gasto primario ascendió a los $522.033 millones. De esta manera, creció casi un 57% interanual, una variación similar al 59% registrado en julio.

En el marco de la pandemia de Covid-19, las transferencias corrientes registraron un incremento interanual de $110.607 millones (110,5%), de los cuales casi el 90% fueron percibidos por el sector privado, a la vez que el 65% correspondió a la asistencia mediante el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

En relación a las transferencias al sector público, aquellas con destino en las provincias registraron una suba de $7.160,6 millones (+62,3%) debido, principalmente, a los convenios de asistencia financiera a provincias.

En cuanto a las prestaciones de la seguridad social, el Estado destinó $201.645 millones, un 44,9% más que en agosto del año pasado.

Con estos datos, hasta agosto se acumuló un déficit primario cercano al 4% del PBI según estimaciones privadas. Por lo tanto, para que cumpla el 8,3% del PBI que el Poder Ejecutivo estimó en el proyecto de Ley de Presupuesto, se esperan otros cuatro puntos de déficit para lo que queda del año.

Según el Instituto de Análisis Fiscal (IARAF), mientras los ingresos totales acumulan hasta agosto una caída real del 17%, el gasto Primario avanzó un 16% en términos reales frente al mismo periodo de 2019. Por ende, la recaudación debería mantener una caída real del 15% y los gastos un aumento del 29% para cumplir la pauta presupuestaria.

Contemplando los pagos por la deuda pública, el déficit fiscal total, o resultado financiero, fue de $145.552 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario