30 de julio 2023 - 20:22

Desembolso del FMI: estiman que habrá margen para intervenir en el mercado cambiario

La "munición" para que el Banco Central pueda actuar durante las elecciones dependerá de los "préstamos puente", el dólar maíz y el desembolso del FMI en agosto. Las consultoras ven "imposible" cumplir la nueva meta de reservas.

Dólar blue.jpg

Las consultoras económicas dedicaron sus últimos informes semanales a analizar el acuerdo a nivel staff alcanzado entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pese a que se haya modificado la meta anual de acumulación de reservas, en ningún análisis creen que se vaya a cumplir. Mientras tanto, con el desembolso de u$s7.500 millones que aprobaría el Board para agosto, el Banco Central podría “recomponer munición” para sostener la intervención en el mercado cambiario, aunque sujeto a condiciones.

Así surge del análisis del informe de Anker Latinoamérica. La pregunta que plantea es si China o los organismos internacionales que harán los préstamos “puente” para pagarle al FMI esta semana u$s3.500 millones exigirán la devolución de los pagos una vez que se desembolsen los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo, en algún momento de agosto, cuando lo apruebe el Board. Entre el lunes y el martes, los pagos se harán con un préstamo de la CAF de u$s1.000 millones y yuanes del swap con China.

En el caso de que esos “préstamo puente” no exijan la devolución cuando lleguen los DEG, Anker plantea: “El Banco Central podría recomponer munición para sostener la intervención en el mercado cambiario durante el período electoral, aunque ello dependerá de la posibilidad de convertir los DEGs a dólares líquidos”. En el acuerdo con el staff, el FMI plantea que el Banco Central podrá intervenir en el mercado, algo que a principio de año no estaba permitido.

“Si este fuera el caso el escenario sería positivo para el corto plazo, pero dado que la totalidad de las reservas líquidas son prestadas (encajes, swap con China y FMI una vez que se confirmen los desembolsos), un mayor uso de éstas para intervenir implicaría continuar profundizando el deterioro patrimonial del Banco Central”, asegura Anker. Y agrega: “Esta opción ayudaría a despejar en el corto plazo las expectativas de devaluación, a costa de deteriorar aún más el punto de partida de la próxima administración”.

Distinto sería el caso si esos “préstamo puente” debieran devolverse en el corto plazo, lo cual reduciría el margen de maniobra del Banco Central, por contar con menos herramientas. La consultora FMyA estima que hay disponibles u$s6.200 millones en yuanes, que se usarán para pagar los vencimientos, uno de u$s2.700 millones del calendario de julio y otros u$s700 millones en intereses.

De todos modos, en Anker estiman que hay margen de intervención hasta las primarias. “Con el anuncio del acuerdo a nivel técnico y la recomposición de reservas líquidas por el dólar maíz (liquidación por u$s885 millones esta semana), creemos que hasta las PASO el Gobierno tiene margen para mantener la intervención en los dólares financieros. La dinámica posterior dependerá, entre otros factores, de la reacción del mercado al resultado de las PASO y la fluidez con la que se de el proceso de aprobación por parte del Board”, afirman desde Anker.

En un trabajo realizado por los economistas Arnaldo Bocco y Pablo Wahren, establecen que el nuevo acuerdo con el FMI “desafía” las restricciones de no intervención. De cara al proceso electoral, asegura: “Es una gran noticia para el gobierno que el FMI entregue el desembolso pendiente de la quinta revisión y adelante el de la sexta (debía realizarse en septiembre), para reducir tensiones de cara a las elecciones generales de octubre”.

Nueva meta de reservas

La meta de reservas fue modificada debido a la sequía. Sin embargo, aunque se diera el desembolso del FMI en agosto y luego en noviembre, incluyendo financiamiento neto, para las consultoras “luce imposible de alcanzar”.

Así lo aseguró en su informe semanal 1816: “La nueva meta de reservas es u$s3.227 millones para diciembre 2023, y compara con los u$s10.277 millones que se exigían hasta ahora. Pero incluso este target luce imposible: hoy hay u$s -7.700 millones de reservas netas y el Fondo podría girar unos u$s2.000 millones de financiamiento neto en lo que queda del año. El Banco Central debería comprar u$s9.000 millones entre el Mulc y el CCL para cumplir la meta”. Para contextualizar la dificultad, 1816 agrega: “Entre enero y julio el BCRA vendió u$s5.500 millones, entre ambos mercados, y falta la peor parte del año en términos estacionales”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar