Deuda externa privada creció en el primer trimestre por primera vez desde 2019

Economía

Según un informe del Banco Central, el incremento se debió en su totalidad a una mayor deuda comercial, en un contexto de recuperación tanto de las exportaciones como de las importaciones.

La deuda externa del sector privado creció en el primer trimestre por primera vez desde el tercer trimestre de 2019, según un informe publicado este martes por el Banco Central (BCRA). El incremento se debió en su totalidad a una mayor deuda comercial, en un contexto de recuperación tanto de las exportaciones como de las importaciones.

El endeudamiento por exportaciones de bienes trepó 15,1% (u$s817 millones) respecto de diciembre de 2020 para ubicarse en los u$s6.232 millones al 31 de marzo de 2021. El sector “Elaboración de productos alimenticios” generó la mayor parte de este pasivo.

Paralelamente, la deuda externa por importaciones subió 3,6% (u$s787 millones) hasta los u$s22.362 millones, mientras que la deuda por servicios ascendió 3,2% (u$s256 millones) hasta los u$s8.151 millones.

De esta manera, la deuda por motivos comerciales totalizó unos u$s36.745 millones, lo cual implicó un alza trimestral del 5,3% (u$s1.860 millones). El avance de las ventas externas a partir de los elevados precios de los commodities y el mayor dinamismo de las compras a partir de la recuperación de la actividad económica traccionaron buena parte de la suba.

Por otra parte, la deuda externa financiera del sector privado arrojó una pequeña cancelación neta del 0,7% (u$s288 millones) para situarse en los u$s42.515 millones al finalizar marzo.

La merma fue causada principalmente por la caída de depósitos de no residentes en entidades financieras locales por u$s274 millones, seguida por la cancelación neta de préstamos financieros por u$s183 millones, mientras que se registraron colocaciones netas de títulos de deuda por u$s161 millones.

Cabe recordar que por una disposición del BCRA para cuidar las reservas, las empresas solo pudieron comprar en el mercado oficial de cambios el equivalente al 40% de sus deudas, debiendo reestructurar el 60% restante o cancelarlo con dólares propios. La medida afectó a pasivos superiores al u$s1 millón aunque a partir de marzo se flexibilizó el piso hasta los u$s2 millones y se desafectó a aquellas firmas que ya hayan refinanciado sus deudas en 2020.

Según datos oficiales, las reestructuraciones de deuda registradas durante el primer trimestre de 2021 de unas 19 empresas impactaron en menores compras netas en el mercado de cambios por unos u$s413 millones respecto de los vencimientos originales para ese mismo periodo.

Dejá tu comentario