Gobierno se endurece por el vencimiento del bono dual AF20

Economía

El Tesoro no le pidió al Banco Central los fondos para cancelar el vencimiento de 1.650 millones de dólares de la semana próxima. Se abre negociación más dura ante la decisión del Ejecutivo de no inundar el mercado de pesos.

El gobierno endurece la negociación con los bonistas que hasta ahora se negaron a entrar en el canje de bono dual AF20. Es que hasta esta hora el Tesoro no le pidió al Banco Central los fondos para cancelar el vencimiento del bono AF20 y hoy era la última chance para hacerlo, siempre que Martin Guzmán tuviera alguna idea de pagarlo, algo que el propio Alberto Fernández puso en duda al avisar desde París que no está dispuesto a correr el riesgo de emitir o inundar el mercado de pesos para pagar ese bono ante la presión sobre el dólar y la inflación que ese supone. Por lo tanto aparecen tres caminos: el no pago o una negociación, un canje o una durísima negociación.

Hay que recordar que el reciente canje de ese bono dio un resultado pobre al haber reunido solo 10% de los 1.650 millones de dólares que vencen la semana próxima.

Fuentes del Banco Central confirmaron a Ámbito que hoy no se realizó el pedido por parte del Tesoro para que la entidad financiera asistiera con los fondos necesarios para pagar la semana próxima el AF 20. La operatoria normal hubiera sido que el Tesoro pidiera esos fondos , que la reunión de directorio prevista para hoy en el Banco Central tratará ese pedido lo aprobara, y a partir de ese momento se produjera el libramiento para dejar listos en las cuentas los fondos para llevar adelante ese pago. Está claro que no existe ninguna otra fuente en el Estado para que el Tesoro pudiera conseguir esos fondos, sino que es el BCRA la única fuente que lo puede proveer.

La decisión de Martín Guzmán de no activar la operativa normal que hubiera implicado la decisión de pagar lo que resta de los 1.650 millones de dólares, no responde en realidad a ninguna demora o imprevisión si no a la estrategia de mostrar un frente más duro hacia los acreedores y tenedores de ese bono AF20. Algo de esto se habló durante la larga gira europea que mantuvo Alberto Fernández y sobre todo en el tramo en el que participó el ministro Guzmán.

Miguel Pesce presidente del Banco Central, y Guzmán estuvieron juntos en el Vaticano en el evento que organizó el papa Francisco, y que también reunió a Kristalina Giorgieva, la directora gerente del FMI. Allí no hubo referencia a este tema, al punto que muchos en el Banco Central mostraron hoy sorpresa de que no hubiera comunicación alguna que activará la operatoria.

Si se sabe que Guzmán convocará a un nuevo canje y de hecho es la mejor manera de presionar para que los acreedores consideren que esta es la última instancia, dejando muestras claras de que no está preparando los procedimientos de pago para el caso en que el Gobierno hubiera decidido la cancelación total y en efectivo de este bono dual. Se insiste: esa opción nunca fue tomada en cuenta ni por el Presidente ni por el ministro de Economía, que en varias ocasiones existieron en alertar por el peligro que implicaría inundar el mercado de pesos como se mencionó antes.

En esta situación parece extraño que el Banco Central convoque la semana que viene a una reunión que sería extraordinaria de su directorio para aprobar la transferencia; es algo que no parece bajo ningún punto que fuera ocurrir.

Por el contrario desde aquí hasta el miércoles y jueves de la semana que viene, fecha en que de haber decidido pagar los fondos para el AF20 deberían estar depositados en las cuentas, se abre un escenario de negociación más dura y siempre teniendo en cuenta que el Gobierno no quiere repetir la experiencia del pago total que se realizó con el bono de la provincia de Buenos Aires por 250 millones de dólares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario