27 de mayo 2021 - 00:00

Deuda: Guzmán cerró mayo con $49.500 millones netos y prepara tercer trimestre

El Tesoro acumula financiamiento en el mercado por casi $200.000 millones en el año y, por ahora, sostiene un mix de fondeo en línea con el Presupuesto. Las estrategia en danza para los meses más exigentes.

martin guzmán.jpeg

En la última licitación de deuda en pesos de mayo, el Ministerio de Economía captó ayer $70.350 millones y cerró el mes más desafiante en lo que va del año con un financiamiento neto cercano a los $49.500 millones. Con este resultado, el Tesoro acumula en los primeros cinco meses un endeudamiento extra por casi $200.000 millones que, consideran en el equipo de Martín Guzmán, le permitió avanzar con un balance de fondeo del déficit fiscal entre el mercado y la emisión monetaria en línea con las metas del Presupuesto. Con todo, la Secretaría de Finanzas ya se prepara para un tercer trimestre aún más exigente en materia de vencimientos y analiza distintas alternativas en busca de conseguir un elevado porcentaje de rollover.

“El resultado de hoy (por ayer) nos permitió mantener durante 12 meses consecutivos un porcentaje de refinanciación de vencimientos superior al 100%. Así, el Estado puede lograr financiamiento a tasas sostenibles, dar previsibilidad a la ejecución del programa financiero y ejecutar las políticas públicas contenidas en el Presupuesto 2021”, afirmó el secretario de Finanzas, Mariano Sardi.

Los vencimientos de mayo sumaban $323.685 millones. Pese a no haber renovado la totalidad de los pagos del viernes pasado y haber tenido que apelar a la asistencia del BCRA por unos $50.000 millones, como adelantó Ámbito días atrás, lo cierto es que la licitación previa (en la que captó $249.102 millones) había dejado por cubrir solo $20.000 millones en esta última operación. Así, con el monto conseguido ayer terminó con un porcentaje de refinanciamiento mensual del 115%. Si bien el ratio fue algo menor al promedio del primer cuatrimestre (117%), en Economía destacaron que en términos absolutos el fondeo neto del mes fue el segundo más alto en lo que va del año.

Finanzas logró captar los pesos que había decidido dejar afuera en la subasta de la semana pasada, cuando algunos inversores habían pedido rendimientos más elevados de lo que considera sostenible. En ese sentido, los funcionarios celebraron que para hacerlo no precisaron convalidar subas significativas en las tasas de corte (apenas 10 o 15 puntos básicos para los instrumentos más cortos).

El Tesoro recibió 579 ofertas por un valor nominal de $83.831 millones. Adjudicó $65.367 millones, lo que implicó un valor efectivo de $70.350 millones. Es decir que dejó afuera el 22% de lo ofertado. El 46% del monto colocado tiene vencimiento en 2021, el 32% en 2022 y el restante 22% en 2023. Una vez más, en el marco de una inflación que no cede, el mercado se volcó hacia los instrumentos indexados (atados al coeficiente CER), que concentraron el 54% del total.

En concreto, Finanzas captó $14.738 millones en la Letra a Descuento (Ledes) a agosto con una tasa nominal anual del 38,65%; $11.747 millones en la Letra a Tasa Variable (Lepase) a agosto con tasa del 38,65%; en las Ledes y Lepase a octubre colocó $1.801 millones y $1.999 millones con un interés del 40% y el 40,32%, respectivamente; con la Ledes a noviembre consiguió $2.152 millones al 40,81%; en la Lecer (atada a la inflación) a febrero obtuvo $22.815 millones con tasa real del 1,52%; y en el Boncer TX23, $15.098 millones al 3,4% real.

La intención del equipo económico es sostener en los próximos meses un financiamiento neto positivo elevado para minimizar las necesidades de emisión monetaria. Su premisa es que una mayor inyección de pesos podría recalentar presiones sobre los dólares financiera, lo que a su vez impactaría en el costo de financiamiento y complicaría aún más la desaceleración de la inflación. El objetivo oficial es sostener un balance de financiamiento del déficit en línea con la meta presupuestaria: 60% asistencia monetaria y 40% colocaciones de deuda neta.

Apoyado en la prudencia fiscal y monetaria, en lo que va del año el mix de fondeo del Tesoro rondó esos guarismos. Con el último giro, que en los próximos días se reflejará en los datos del Central, la asistencia del BCRA ronda los $240.000 millones, mientras que el fondeo en el mercado se acerca a los $200.000 millones. Pero hacia delante, vienen meses desafiantes.

Con vencimientos por $243.925 millones junio será menos exigente que mayo. Si bien casi la totalidad de los pagos se concentran en el último día del mes, Finanzas programó tres licitaciones para el 9, 16 y 28 de junio con la intención de no solo refinanciarlos sino conseguir un importante fondeo neto en la antesala de un tercer trimestre muy exigente.

Sin embargo, entre julio y agosto vencen alrededor de $1 billón. Economía ya trabaja en el diseño de la estrategia para enfrentar ese momento que tendrá como mayor escollo la renovación de dos títulos atados a la inflación (el TC21 y el TX21). Los funcionarios buscarán estirar los plazos de refinanciamiento para evitar una gran acumulación de pagos en los últimos meses del año. Destacan que sostendrán la flexibilidad a la hora de confeccionar las licitaciones y señalan que ven con buenos ojos apelar a los instrumentos CER (que resultan los más atractivos para los inversores que buscan cubrirse de la inflación) siempre que no se disparen las tasas. Para evitar un salto en el costo de fondeo, en PxQ advierten que será clave contener el avance de la brecha cambiaria, como contó ayer Ámbito.

Sobre cómo encararán esos meses más complejos, en Economía plantearon: “Iremos tomando las decisiones estratégicas para lograr lo que se presupuestó. Tenemos varias herramientas. Por ejemplo, una que ya usamos para abril, fue realizar un canje previo para aliviar con anterioridad el vencimiento. Evaluaremos las herramientas en función de cómo viene el mercado”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar