Dólar: volvió a subir el CCL; el BCRA compró más de u$s400 M en tres días

Economía

El CCL subió casi $3 en lo que va de la semana y superó ayer los $148. El Central pudo sumar otros u$s120 millones.

En medio del fortalecimiento de la divisa de EE.UU. en el mundo y la región, el dólar CCL encadenó su tercera suba consecutiva, reafirmando su impulso alcista de inicios de mes. Por su parte, el blue siguió planchado en los $145, mientras el Banco Central volvió a aprovechar una sólida liquidación de divisas y sumó a reservas otros u$s120 millones.

En la Bolsa porteña, el dólar CCL trepó 0,7% a $148,28, por lo tanto la brecha con el oficial mayorista cerró en el 64,3%, mientras que el MEP se mantuvo prácticamente estable a $146,11, lo que dejó un spread del 61,9%. De esta manera, el Bolsa culminó la rueda por encima del dólar paralelo por segunda jornada consecutiva.

Las monedas de América Latina intensificaban sus pérdidas, en medio de la apreciación del dólar a nivel global por mejores perspectivas sobre la economía estadounidense y expectantes al debate del paquete de estímulo fiscal en el Senado de Estados Unidos.

Los agentes revisaron las proyecciones sobre el crecimiento y la inflación de EE.UU. a medida que el gobierno tramita un nuevo estímulo fiscal, y se eleva la especulación de que la Reserva Federal podría comenzar a endurecer la política monetaria antes que lo esperado. “Lo que el mercado está observando hoy en día son las diferencias de crecimiento entre un Estados Unidos en recuperación y una Europa más debilitada”, dijo Joe Manimbo, analista senior de mercado de Western Union Business Solutions, en Washington.

Más allá de la caída del peso argentino ayer, las condiciones financieras locales señalan una buena performance para el peso contra el dólar oficial y contra los paralelos en el corto plazo, coinciden en el mercado. La ratificación del ministro de Economía Martín Guzmán de llevar adelante el plan oficial de depreciación anual del 25%, junto con buenas lluvias de inicio de año que favorecen al agro y posibilidad de una asignación de DEG del FMI contribuyen a la estabilidad cambiaria, afirman analistas de Neix.

“La estrategia sigue siendo usar el dólar oficial para anclar precios y el riesgo es que se dispare la brecha cambiaria, aunque en el corto plazo, el pago del impuesto a las Grandes Fortunas antes de fin de marzo probablemente actúe de contrapeso”, agregaron.

Los tipos de cambio bursátiles acumularon una caída de hasta 4% durante febrero, un mes que terminó siendo positivo para el Banco Central porque se acortaron las brechas, se fortalecieron las reservas y, al mismo tiempo, se produjo un deslizamiento del tipo de cambio oficial controlado para evitar un atraso pero intentando no sumar mayor presión a los precios.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró el martes que el Gobierno tiene “el control de la situación cambiaria” e insistió en que no habrá una devaluación y el ajuste será gradual, de “entre el 24 y 25%”, de modo que hacia diciembre de 2021 la cotización se ubique en torno a 102,5 pesos por dólar.

Mientras tanto, los bonos argentinos cotizaron nuevamente en baja, por el desinterés inversor y el alto nivel del riesgo país por las dudas sobre la economía doméstica.

“Las palabras en la apertura legislativa del presidente (Alberto) Fernández siguen presionando sobre las cotizaciones (de activos), y las perspectivas hacia adelante. La falta de acuerdo con el FMI, al menos antes de las elecciones (de medio término), le daría más maniobrabilidad al Gobierno de cara a octubre”, dijo la consultora Portfolio Personal Inversiones.

En el segmento paralelo, en tanto, el dólar blue cerró estable a $145. De esta manera, la brecha con el oficial mayorista se ubicó en el 60,7%. El jueves pasado, el spread había alcanzado el nivel más bajo desde el 20 de abril de 2020 (59,3%).

La divisa informal había subido $4 entre el viernes y el lunes, después de tocar los $143 el jueves, lo que representó su menor valor en 5 meses. Pero el martes, volvió a bajar, esta vez $2.

El dólar solidario, que incluye el impuesto PAIS y adelanto a cuenta de Ganancias del 35%, cayó cinco centavos a $157,81, dado que la cotización minorista bajó a $95,64 (tres centavos menos que el martes). En el Banco Nación, en tanto, el billete, sin los impuestos, se vendió a $95.

En el segmento mayorista, en cambio, la divisa de EE.UU. siguió desacelerado su ritmo de deslizamiento alcista, al ascender solo ocho centavos a $90,23, bajo la tutela del Banco Central, que aprovechó otra vez el dominio de la oferta privada, para sumar a reservas otros u$s120 millones, según fuentes del mercado.

De esta forma, la autoridad monetaria acumuló un saldo a favor de unos u$s400 millones en los tres primeros días hábiles de marzo. Es el resultado más robusto para los tres primeros días hábiles de un mes, desde noviembre de 2019. Cabe recordar que en febrero el BCRA había adquirido otros u$s650 millones, en contra de las expectativas que proyectaban un escenario complicado en dicho mes por factores estacionales.

El auspicioso comienzo de marzo alienta proyecciones de los analistas del mercado, que sugieren que las marcas de compras netas del Banco Central pueden ser superadas nuevamente en el mes que acaba de comenzar.

En los tres primeros días de esta semana el tipo de cambio mayorista avanzó 41 centavos, una suba bastante inferior a los 54 centavos anotados en el mismo lapso de la semana pasada. “El menor ritmo de ajuste de los precios tuvo impacto en los distintos plazos de los mercados de futuros que se acoplaron registrando bajas en casi todas las posiciones”, comentó un operador.

Por su parte, las reservas brutas del Banco Central treparon u$s36 millones hasta los u$s39.655 millones.

Dejá tu comentario