Lo que se dice en las mesas

Economía

El mundo va para otro lado. Inquieta "La Niña" a la soja y al trigo. Mucho remate de bonos en dólares. Un FMI clásico. Los gobiernos siguen empapelando los mercados. Fuertes vencimientos emergentes en 2021. Un Real subvaluado, bien para el peso. El dólar perdió contra el euro.

La miopía dirigencial y política local no llega a ver más allá del horizonte del impuesto solidario, el aborto, la fórmula previsional, las denuncias judiciales cruzadas, ante una nueva temporada de manifestaciones masivas callejeras, sin barbijo ni distanciamiento, y demás cotillón criollo. Mientras el mundo, que no cesa de luchar contra los brotes de covid-19, a la espera de la vacuna, sintoniza el canal del siglo XXI como lo demuestra el reciente megaacuerdo de libre comercio de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) entre China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y 10 miembros del ASEAN (India quedó pendiente). Son el 32% del PBI mundial y el 30% de la población del mundo. Así China gana más influencia en dicha área ante la distracción de EE.UU. O sea, el mundo sigue andando y se prepara para lo que viene. Y aquí las mesas siguen arbitrando papelitos de colores, algo en el Rofex, bajo un mando de desazón e incertidumbre.

Mientras la novela FMI no gana en audiencia. A pesar de “lo barato” que está Argentina para los extranjeros tanto las boutiques financieras como los bancos de inversión de Wall Street y Londres aún no reciben consultas de clientes para bucear oportunidades en este lado del Río de la Plata. Desde hace semanas se sigue hablando del factor sequía que puede ser una de cal y una de arena (caída de producción, suba de precios). Un tema relevante para el superávit comercial y las reservas del BCRA, que dicho sea de paso no para de perder (el último dato oficial suma ventas netas por u$s86 millones al lunes pasado y acumula una caída de u$s916 millones a ayer). Mucho ruido todavía con las intervenciones en el CCL & Co. Se dice que las ventas de bonos de agencias públicas totalizan a la fecha casi 1.500 millones nominales.

En un Zoom el economista Hernán Hirsch comentó a clientes que cree que el equipo económico tiene una tolerancia a la venta de dólares del BCRA (pérdida de reservas) y de bonos en dólares de las agencias públicas, mayor a la que prevé el mercado. Empiezan a aparecer estimaciones de inflación de noviembre, de un talle mayor. “El escocés”, legendario gestor amante de la “mosca” en sentido amplio, fue terminante días atrás con colegas, “los fondos grandes de afuera ya no tienen acciones argentinas, sólo quedan unos hedge funds”. Y hablando del FMI, un economista con llegada al piso 5 de Hacienda resumió la discusión en jubilaciones, tarifas, tasa de interés y dejaron el IFE y ATP para el final.

Interesante cruce entre académicos en Washington sobre el aumento de la deuda global a raíz del covid-19 que según datos del FMI, BIS y IIF totaliza ya u$s15 billones en el año alcanzando un nuevo récord de más de u$s272 billones en el tercer trimestre. Estiman que a fin de año llegue a u$s277 billones (365% del PBI global). Al respecto la deuda de los mercados emergentes (excluido sector financiero) sigue escalando y se acerca al 210% del PBI, frente al 185% de 2019 y el 140% de hace una década. Una llamada de atención: la fuerte caída de los ingresos ha hecho que el servicio de la deuda sea mucho más oneroso para los gobiernos de los mercados emergentes, a pesar de los bajos costos de endeudamiento. Un banquero aportó el dato que hacia fines del próximo año vencen unos u$s7 billones en bonos emergentes y préstamos sindicados (15% nominado en dólares).

Dos datos surgieron de una videoconferencia bioceánica: los cálculos del IIF, referente de la banca internacional, dicen que el yuan está subvaluado en un 10% (lo que el creciente superávit en cuenta corriente ahora valida) pero también otras monedas emergentes, especialmente de América Latina, donde los países exportadores de productos básicos más se beneficiarán de una vacuna, ya que esto elevará la demanda mundial y los precios de los productos básicos, es decir, constituirá un impacto positivo en los términos de intercambio. En este contexto, el real brasileño está infravalorado en un 20% mientras que el peso chileno y el colombiano están infravalorados en un 12%. Y persisten sobrevaloraciones importantes en los mercados emergentes de Argentina, Egipto y Sudáfrica. Para el caso argentino estimada en menos de un 8%. Es decir que no ven tan desalineado el tipo de cambio y si encima el real se aprecia como esperan es una buena noticia para el Gobierno de Fernández.

Otro dato que apareció fue que por primera vez desde febrero de 2013, en octubre el euro superó al dólar como la moneda más usada para pagos internacionales, según la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (Swyft por sus siglas en inglés). Detrás le siguen la libra esterlina y el yen japonés. El dólar canadiense superó al yuan chino en el quinto puesto. Otra señal de debilidad del dólar que enfrenta a un ciclo bajista que pondrá en jaque incluso su rol de reserva mundial. Aunque el dólar sigue siendo la principal moneda de financiación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario