Para frenar la salida de reservas, el BCRA lanzó más restricciones

Economía

El Gobierno apunta a desalentar la compra de dólares para atesorar y gastos en el exterior. Los privados tendrán que renegociar deudas externas, toda una complicación.

El Directorio del BCRA y el Ministerio de Economía decidieron ayer tomar una serie de medidas cambiarias para intentar frenar el drenaje de divisas que, en tan solo las primeras ocho jornadas del mes ya le insumieron al ente monetario ventas netas por u$s871 millones dejando las reservas brutas en menos de u$s42.500 millones y las líquidas orillando los u$s2.500 millones.

Como este diario había adelantado días atrás lo que comienza ahora es el “Plan Descanutaje”, aggiornado con un nuevo torniquete a la demanda del dólar ahorro y de los consumos en el exterior. Junto con otras medidas tendientes a desalentar la cancelación de deudas externas privadas y las operaciones de “Contado con liquidación”, sobre todo desde el exterior. ¿A qué apunta el Plan?, básicamente, y como ya lo intentaron en varias oportunidades los últimos gobiernos, a que las empresas y familias que atesoraron dólares en los últimos tiempos, los vendan, ya sea para cancelar deudas o para hacerse de pesos para afrontar gastos domésticos. Pero como el problema cambiario es de oferta de divisas, el tándem Pesce-Guzmán va contra la demanda de atesoramiento y de compras en el exterior. Para lo cual, si bien se mantiene el cupo mensual de u$s200 para las personas físicas ahora el valor del dólar deberá calcularse sobre la base de la cotización del tipo de cambio oficial más el impuesto PAIS (30%) más un 35% a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales. De modo que el dólar ahorro o el pago de una compra en el exterior (vía débito o crédito) se mimetizará casi con el dólar paralelo actual. Se elimina así, de facto, la brecha para atesorar y comprar y por ende también el “Puré”, sobre todo para los monotributistas y los que cobran IFE.

A continuación el resto de los cambios más relevantes.

A partir del 1 de septiembre de 2020 los pagos externos realizados con tarjetas de crédito o débito se tomarán a cuenta del cupo mensual. No habrá tope pero cuando los gastos mensuales superen el cupo, absorben el de los meses subsiguientes (se aplica al inicio del mes siguiente). Si un mes los pagos con tarjeta superan el límite para atesorar, la deducción será trasladada a los meses subsiguientes hasta completar el monto adquirido.

Se restringirá la apertura de nuevas cuentas bancarias en dólares y se limitará el acceso a cotitulares al dólar ahorro.

Las empresas privadas deberán encarar la renegociación de sus vencimientos de deuda externa que operen entre el próximo 15 de octubre y fin del 2020. Para lo cual las empresas con vencimientos de más de 1 millón de dólares mensuales deberán presentar al BCRA un plan de refinanciación con una anticipación de 30 días antes de la fecha de pago. Deberán incorporar un período de gracia y considerar la posibilidad de la cancelación de hasta el 40% de los vencimientos de capital. O sea, se le garantizará el acceso al MULC por hasta el 40% de los vencimientos. De modo que las empresas tendrán la opción del “descanutaje” o sea, cancelar la deuda con dólares atesorados o bien renegociar, lo cual parece complicado en este contexto. Claro que también tiene la alternativa de ir a comprar los dólares con pesos vía el MEP (dólar bolsa).

El BCRA se propone reducir la participación de grandes empresas, con acceso a los mercados internacionales, en las líneas de financiamiento que los bancos ofrecen para la prefinanciación de exportaciones. El objetivo es liberar margen de financiamiento para las Pymes exportadoras.

Se elimina la posibilidad de que los agentes financieros no residentes lleven adelante operaciones de liquidación de títulos valores contra moneda extranjera. Además el BCRA limitará la posibilidad de liquidación local de operaciones con títulos valores realizadas íntegramente en el exterior.

Se eliminan los plazos de tenencia mínima que afectaban a las operaciones de personas humanas para la adquisición de títulos valores con moneda extranjera y su posterior liquidación en moneda local. Ya no habrá “parking” para todos los que quieran vender dólares vía MEP. Para los que compren tendrán un “parking” de 5 días y de hasta 15 días cuando son títulos valores que viene del exterior.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario