EEUU mantuvo la tasa en 1%

Economía

Washington - La Reserva Federal (Fed) decidió mantener la tasa de interés en 1% anual, el nivel más bajo de los últimos 45 años pero advirtió que hay riesgo de deflación.

La decisión de mantener sin cambios la tasa de referencia de la economía de Estados Unidos, fue tomada en forma unánime por los 12 integrantes del Comité de mercado Abierto que presidió el titular de la Fed, Alan Greenspan.

En un breve comunicado la Fed predijo que las tasas podrían seguir bajas «por un tiempo considerable».

La Fed recortó esta tasa interbancaria, en 13 ocasiones desde enero del 2001, para impulsar la reactivación. La tasa rige las operaciones interbancarias y sirve de base al resto de las tasas de la economía.

En la reunión, los funcionarios de la Fed indicaron que la tasa probablemente seguirá baja por algún tiempo, porque ven más riesgos de deflación que de inflación.

En el comunicado, la Reserva Federal indicó que las bajas tasas de interés a corto plazo están «aportando un importante apoyo a la actividad económica». Por lo tanto, señaló, podrían mantenerse en un nivel reducido «por un período considerable de tiempo».

La Reserva Federal resaltó que su prioridad es, por el momento, evitar el riesgo -»aunque reducido»- de una caída de la inflación, cuyos inconvenientes son superiores al de una subida de los precios. «El alza de los precios del consumo permanecerá a niveles moderados», afirmó el comunicado.

Consolidación

«La evidencia acumulada desde la última reunión muestra que el gasto de los consumidores se está consolidando, pese a que los indicadores del mercado laboral siguen siendo mixtos», advirtió la Fed.

Según los analistas, la combinación de bajas tasas a corto plazo y los recortes en los impuestos decididos por el gobierno de George W. Bush deberían estimular el gasto de los consumidores y las inversiones como para robustecer el crecimiento de modo significativo.

El informe gubernamental sobre el Producto Bruto Interno (PBI) en el segundo trimestre del año revela un crecimiento de 7,5% de la inversión de las empresas en equipamiento e informática, el mayor en tres años.

El Departamento del Tesoro y la Reserva Federal consideran que el crecimiento de los próximos seis meses podría ser de 4%. El PBI creció 1,4 por ciento en el primer trimestre de este año, la misma cifra que en los tres meses previos, pero aumentó a 2,4% en el segundo trimestre.

Según los últimos datos publicados, las ventas al por menor aumentaron el pasado julio con respecto al mes anterior y se reactivó la producción manufacturera.

Los analistas han advertido de que será necesario un crecimiento superior a 3,5% para que el desempleo, que se sitúa en 6,2%, pueda a descender.

Apenas conocida la noticia, Wall Street consolidó la suba que comenzó tímidamente. Al cierre, el índice Dow Jones que agrupa a las 30 empresas más importantes de Estados Unidos, creció 1,01% a 9.310,06 unidades. A su vez el NASDAQ, de la Bolsa electrónica, donde cotizan los papeles de nuevas tecnologías, subió 1,53% a 1.687,01 puntos. El índice S&P 500, que recoge la evolución de las 500 empresas más capitalizadas y es el más amplio de Wall Street, ganó 1% a 990,35 enteros.

Por su parte, los bonos del Tesoro a 10 años, tuvieron una baja en su renta a 4,357% porque el precio de la lámina subió.

Dejá tu comentario