El Central no logró frenar baja del dólar

Economía

El dólar ayer volvió a bajar y en las pizarras de las casas de cambio de la City porteña cerró a $ 2,88 para la compra y $ 2,92 para la venta, es decir un retroceso de 2 centavos. Los cambistas sostienen que la divisa estadounidense inició un movimiento de reacomodamiento descendente luego de la marcada suba que mostró en las últimas semanas. El dato que certifica la opinión de los operadores fue la intervención que ayer realizó el Banco Central. El organismo que comanda Alfonso Prat-Gay intentó sin éxito detener la baja del dólar y para ello duplicó el monto de compras de las últimas jornadas. Concretamente, la autoridad monetaria sumó reservas por $ 23,6 millones con el objetivo de apuntalar el tipo de cambio.

• Los cambistas prevén que si el dólar se acerca más al piso de $ 2,90 que busca imponerle el gobierno, el Central saldrá a intervenir en el mercado de forma más agresiva. «Regresamos al escenario de un mes atrás. Esto es un dólar en franca baja y el Central comprando todo el excedente que no lograr ser canalizado por las demandas de empresas», resumió un operador
.

Los mercados de futuro también tomaron nota de la debilidad del dólar y ayer tanto el Indol como el Rofex registraron baja en todos sus contratos. A fin de año las posiciones finalizaron por debajo de los $ 3. En este sentido, los informes que circulan en la City porteña dan cuenta de que el dólar oscilaría en los próximos días en un rango de entre $ 2,90 y $ 2,95.

• En tanto, los títulos públicos ayer experimentaron mayoría de alzas liderados por los Global. El que vence en 2008 ganó 3,2%, seguido por el 2017 que avanzó 2,2 por ciento. También subió con fuerza el Brady FRB (+5,3 por ciento). Se trata de los bonos argentinos más opera-dos en el exterior.


Los operadores señalaron que entre las causas del ascenso de los títulos se encuentra la decisión de la Reserva Federal (Banco Central estadounidense) de mantener las tasas a 1%. Ello implica que el organismo que comanda Alan Greenspan por el momento no está dispuesto a convalidar el alza de rendimientos en los bonos del Tesoro estadounidense (el título a 10 años subió un punto porcentual en un mes y ayer cerró a 4,35%). La decisión -que fue tomada porque subsisten los temores de la Fed a la deflación en EE.UU.- incentiva el flujo de fondos hacia Latinoamérica en busca de mejores rendimientos.

Dejá tu comentario