El crudo: récord y, luego, el reflujo

Economía

La jornada arrancó con el dólar retrocediendo (llegó a perder 0,8% y terminó 0,4% abajo ante las principales monedas) y de la mano de las crecientes dudas sobre la " sinceridad" del incremento en la producción de crudo por los sauditas (podrían ser magros 200.000 barriles por día y muy seguramente con alto contenido de azufre) y un incendio en el Mar del Norte, el petróleo trepó a u$s 139,89 por barril. A esto se sumaron la bajada de pulgar que le dio la gente del JP Morgan a General Electric y el despido del CEO de la aseguradora AIG, y con esto quedó definido el escenario bajista para las acciones. Claro que no todo era negativo. La merma del dólar beneficia a muchas empresas tecnológicas que derivan una parte importante de sus resultados del exterior, de manera que pasados los primeros sesenta minutos el NASDAQ transitó el resto de la jornada del lado ganador, cerrando 0,83% encima del último valor del viernes (entre lo mejor del día, estuvo RIM) a pesar de la baja del ramo telefónico (UBS le bajó el pulgar a AT&T y Verizon). Los papeles financieros impulsados por Lehman (mejoró algo su estado contable), Goldman Sachs (hoy presenta balance) y Morgan Stanley (mañana presenta balance), apuntalaron al S&P500 que cerro prácticamente neutral, retrocediendo apenas 0,01%.

Sin más explicación que la ligera mejora del dólar, cerca de la una de la tarde el crudo se negociaba sin cambios, y para las tres de la tarde quedaba 0,9% abajo, en u$s 133,96. Por una simple cuestión de integración (los papeles que lo componen) más que por cualquier otra razón, el Dow cerró la jornada retrocediendo 0,31% en 12.269,08 puntos. En este escenario las palabras del presidente de la Fed de Richmond, reconociendo que el riesgo inflacionario está en un nivel inaceptable pasaron inadvertidas, salvo para los tenedores de bonos que impulsaron la tasa de 10 años a 4,2655 anual. La de ayer fue una jornada "curiosa", donde lo más apropiado podría ser definirla como neutra. Las definiciones quedan entonces para las próximas ruedas.

Dejá tu comentario