6 de octubre 2003 - 00:00

El Dow en récord, pero sin inversiones

El Dow en récord, pero sin inversiones
Si bien la actitud desde esta columna ha sido una de cierto escepticismo ante la tan mentada y esperada recuperación de la economía norteamericana, por supuesto que en algún momento las cosas habrán de cambiar y el norteamericano "de a pie" comenzará a sentir que las cosas están mejorando para él y su familia. Es claro que, salvo una minoría, nadie cree que volverán los "rampantes años 90", pero al menos la idea es que "John Smith" pueda confiar otra vez lo suficiente en el sistema como para arriesgar voluntariamente parte de sus ahorros y las empresas consigan financiarse de la manera más eficiente que conocemos. Vale la pena aclarar que lo anterior tiene más que ver con la "profundidad" del mercado que con los volúmenes o la dirección que pueden asumir los precios. De hecho, si nos atenemos únicamente a estos dos parámetros, podríamos llegar a pensar que estamos pasando por el mejor de los mundos, especialmente, a partir del viernes, cuando tuvimos la primera señal significativa de una verdadera recuperación económica para el pequeño inversor en casi dos años: la tasa de desempleo cayó a 6,1%. Tal vez, la suba que tuvo el Dow de 0,89% -con lo cual acumula una ganancia de 2,78% en la semana al cerrar en 9.572,31 puntos- o 2,94% que subió el NASDAQ no parezcan ser demasiado ante semejante buena nueva, pero es que lo que vimos el viernes apenas podría ser una única golondrina despistada. De hecho, al mismo tiempo que las acciones ganaban terreno, los bonos del Tesoro pasaban por uno de los peores días en décadas. Si bien los que están en el mercado son optimistas, falta mucho aún para terminar de convencer a los que terminaron escaldados a fines de 2002.

Dejá tu comentario

Te puede interesar