El petróleo aumentó 0,7%

Economía

Los precios del petróleo terminaron en leve alza en Nueva York, sostenidos por esperanzas de que las crisis de deuda en Europa y Estados Unidos lleguen a una solución, así como por la reducción de los stocks de crudo estadounidense.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en agosto terminó en 98,14 dólares, en alza de 64 centavos en relación al martes.

Luego de ganar 1,50 dólares el martes, los precios continuaron beneficiándose de una "situación macroeconómica bastante favorable" y "más apetito por el riesgo" por parte de los inversores, explicó Bart Melek, de TD Securities.

"Se tiene la impresión de que nos acercamos a una posible solución sobre el límite de la deuda en Estados Unidos. El mercado es también optimista de que se llegue a una acuerdo en Europa" en la cumbre de jefes de Estado de la zona euro el jueves, detalló el analista.

Como consecuencia de esos dos factores, los operadores se muestran más confiados en la coyuntura económica, y más optimistas sobre la demanda de petróleo. Por otra parte, el dólar, valor refugio, se deprecia, haciendo más atractivo al crudo para los compradores que cuentan con otras divisas.

El mercado también estuvo sostenido por la caída de 3,7 millones de barriles en los stocks de crudo la semana pasada en Estados Unidos, a 351,7 mb, cuando los analistas anticipaban un descenso de solamente 1,4 mb.

"Las reservas estadounidenses de crudo perdieron 22 millones de barriles desde fines de mayo", recordó Nic Brown, de Natixis.

"Por el momento, esta reducción es conforme a las normales estacionales y refleja el almacenamiento de productos refinados realizado antes del invierno (lo que implica tratar el crudo disponible, ndlr). Sin embargo si la situación se prolonga, el mercado podría tener una opinión menos negativa (sobre los precios) de la disponibilidad" de crudo, atenuó.

La abundancia de la oferta de oro negro en el mercado estadounidense es el factor usado por los analistas para explicar la diferencia de precios entre Nueva York y Londres, donde el barril se negocia en unos 20 dólares más caro.

Los precios del petróleo terminaron en leve alza en Nueva York, sostenidos por esperanzas de que las crisis de deuda en Europa y Estados Unidos lleguen a una solución, así como por la reducción de los stocks de crudo estadounidense.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en agosto terminó en 98,14 dólares, en alza de 64 centavos en relación al martes.

Luego de ganar 1,50 dólares el martes, los precios continuaron beneficiándose de una "situación macroeconómica bastante favorable" y "más apetito por el riesgo" por parte de los inversores, explicó Bart Melek, de TD Securities.

"Se tiene la impresión de que nos acercamos a una posible solución sobre el límite de la deuda en Estados Unidos. El mercado es también optimista de que se llegue a una acuerdo en Europa" en la cumbre de jefes de Estado de la zona euro el jueves, detalló el analista.

Como consecuencia de esos dos factores, los operadores se muestran más confiados en la coyuntura económica, y más optimistas sobre la demanda de petróleo. Por otra parte, el dólar, valor refugio, se deprecia, haciendo más atractivo al crudo para los compradores que cuentan con otras divisas.

El mercado también estuvo sostenido por la caída de 3,7 millones de barriles en los stocks de crudo la semana pasada en Estados Unidos, a 351,7 mb, cuando los analistas anticipaban un descenso de solamente 1,4 mb.

"Las reservas estadounidenses de crudo perdieron 22 millones de barriles desde fines de mayo", recordó Nic Brown, de Natixis.

"Por el momento, esta reducción es conforme a las normales estacionales y refleja el almacenamiento de productos refinados realizado antes del invierno (lo que implica tratar el crudo disponible, ndlr). Sin embargo si la situación se prolonga, el mercado podría tener una opinión menos negativa (sobre los precios) de la disponibilidad" de crudo, atenuó.

La abundancia de la oferta de oro negro en el mercado estadounidense es el factor usado por los analistas para explicar la diferencia de precios entre Nueva York y Londres, donde el barril se negocia en unos 20 dólares más caro.

Dejá tu comentario