16 de marzo 2023 - 12:28

Energías renovables: el hidrógeno atrae inversiones masivas en EEUU

La producción de hidrógeno de Estados Unidos ya asciende a alrededor de diez millones de toneladas por año, alrededor del 10% de los volúmenes mundiales.

hidrogeno.webp

(Thomas Urbain, agencia AFP).- Fuente de energía renovable y almacenable, el hidrógeno atrae proyectos e inversiones masivas en Estados Unidos, un sector relanzado por la administración Biden después de años de lento crecimiento.

"Estados Unidos salió de la nada y ahora está a la cabeza", dijo Mark Hutchinson, director ejecutivo de Fortescue Future Industries, sobre el ascenso de Estados Unidos en energías renovables en general y en el hidrógeno en particular, en la conferencia CERAWeek que tuvo lugar en Houston, Texas, del 6 al 10 de marzo.

La producción de hidrógeno de Estados Unidos ya asciende a alrededor de diez millones de toneladas por año, alrededor del 10% de los volúmenes mundiales. Pero esa producción consiste principalmente en el llamado hidrógeno "gris", que se produce a partir de gas natural sin capturar las emisiones de dióxido de carbono y, por lo tanto, contaminante.

Gracias a una serie de iniciativas, en particular el paquete legislativo de infraestructura votado en 2021 y la ley de transición energética IRA (Ley de Reducción de la Inflación), aprobada el año pasado, el presidente Joe Biden se ha comprometido a aumentar la capacidad de producción de fuentes de emisión de carbono bajas o nulas, que se conocen como hidrógeno "azul" y "verde".

El hidrógeno azul se produce a partir de gas natural en el que se captura el dióxido de carbono del proceso de fabricación. El hidrógeno verde se produce a través de fuentes renovables.

Las nuevas fuentes de financiación de Estados Unidos son enormes, incluidos 8.000 millones de dólares dedicados a construir una red de centros de hidrógeno "limpio" en todo el país.

La IRA proporciona créditos fiscales de tres dólares por kilogramo de hidrógeno verde, cuyo costo de producción se estima actualmente entre cuatro y cinco dólares.

"La IRA ha cambiado fundamentalmente el modelo económico del hidrógeno a partir de la energía renovable", dijo Catherine Robinson, directora ejecutiva de Futuros de gas, energía y energía en S&P Global Commodity Insights. "Le permite competir con otras formas de hidrógeno".

Los tipos azul y verde deben dirigirse primero a "sectores difíciles de descarbonizar", que actualmente utilizan la mayor parte de la producción de hidrógeno gris de Estados Unidos, dijo Sunita Satyapal, del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Esto incluye la refinación de petróleo, la molienda de acero y la producción de amoníaco, que se utiliza en fertilizantes.

- "Navaja suiza" -

Más allá de la industria pesada, otros buscan esta fuente de energía por su capacidad de almacenamiento y transporte. Pero en qué medida sucederá esto es un tema de debate.

Los expertos en energía son optimistas sobre el uso de hidrógeno en el transporte comercial de larga distancia, donde un tanque de hidrógeno podría llenarse en segundos. Pero un vehículo como el camión Tesla Semi necesita media hora para recargar su motor mucho más pesado.

"Dentro de 10 a 15 años, el hidrógeno se convertirá en el nuevo combustible (...) Reemplazará al gas natural para muchas aplicaciones y potencialmente reemplazará al combustible diésel para muchos modos de transporte", dijo Paul Matter, cofundador de Power to Hydrogen, una empresa estadounidense enfocada en la generación y almacenamiento de hidrógeno.

También hay desarrollos para el transporte de mercancías por ferrocarril, aviones y buques de carga.

Pero los escépticos ven límites a la diversificación del hidrógeno y señalan que la electrificación es una opción más eficiente para los automóviles debido a las ventajas de las baterías más pequeñas y la facilidad para establecer una infraestructura de carga.

La revista científica Nature ha advertido sobre la "sobrevaloración del hidrógeno".

"El hidrógeno debe usarse con prudencia, para abordar las emisiones que no pueden eliminarse de otra manera", dijo Nature en un editorial de noviembre de 2022, que también criticó hablar de usar hidrógeno para calentar los hogares.

"No es la solución para todo", dijo Andy Marsh, director ejecutivo de Plug Power, con sede en Latham, Nueva York, que se presenta como el mayor proveedor y usuario de hidrógeno líquido del mundo, una forma concentrada del gas.

Sin embargo, ve al hidrógeno como "la navaja suiza de esta transición", que ofrece "muchas, muchas aplicaciones de movilidad, donde el hidrógeno es realmente la única solución".

- Megaproyectos en marcha -

Ya se han anunciado varios proyectos nuevos en torno al hidrógeno estadounidense, pero se anticipan muchos más una vez que se finalice la reglamentación de la IRA, que se espera durante la segunda mitad de 2023.

Varias grandes fábricas verían la luz en los estados de Nueva York y California.

"La madurez del sector puede darse en un horizonte de cinco a diez años", pronosticó Alan Hayes, director de precios de transición energética de S&P Global Commodity Insights.

La secretaria estadounidense de Energía, Jennifer Granholm, prometió en CERAWeek abordar los problemas con los retrasos en los permisos para nuevas instalaciones de hidrógeno.

En Texas, dos megaproyectos están en marcha, uno en el extremo sur del estado, llamado Hydrogen City, el otro en el extremo norte, de unos 4.000 millones de dólares.

Durante mucho tiempo un bastión de la producción de petróleo y el gas natural, Texas ahora está compitiendo por tomar la delantera en energía renovable de Estados Unidos.

"Si hablas con alguien de Texas les encanta decir 'Construimos cosas'", señaló Hayes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar