Es preocupante el poco interés

Economía

Se "suponía" que la semana venía fácil. La realidad está indicando otra cosa. Es que si el lunes era fácil escudarse con que -0,19% no era nada más que un "descanso", ninguna excusa alcanzó para minimizar 0,82 por ciento que perdió ayer el Dow al cerrar en 12.720,23 puntos. Si queremos explicar lo ocurrido en base a los balances arribados, la verdad es que la mayoría presentó números "mejores" (McDonald's, Dupont, Wyeth, Texas Instruments, Kimberly Clark, etc.) o "en línea" con lo esperado (AT&T). Lo curioso es que casi todos estos papeles terminaron en baja (con pocas excepciones, por ejemplo, Kimberly y AT&T), lo que podría tener que ver con que muchos de ellos presentaron panoramas poco alentadores para el próximo trimestre (Texas, Du Pont, etc., en general las que ya están perdiendo dinero).

Cuando pasamos a revisar la lista, las que sorprendieron ganando menos de lo que se pensaba, los nombres más importantes son United Health, el CME Group y UAL, que con excepción de esta última podemos decir que son papeles de "segunda línea" (luego del cierre, y a pesar de superar las proyecciones, Yahoo siguió perdiendo terreno). Conviene entonces pensar en algún otro desencadenante de la baja que no sean sólo los balances. Así volvemos a hablar de la debilidad del dólar (el euro tocó u$s 1,6 y cerró en un máximo histórico de u$s 1,5981, al crecer la chance que el BCE no rebaje las eurotasas) y la consiguiente suba en los commodities (en particular el petróleo, que marcó un nuevo récord en u$s 19,37 por barril, de la mano del incremento de la demanda china y los crecientes problemas en Nigeria), lo que explica entre otras cosas parte del desplome de las aerolíneas.

Si bien los 1.310 millones de papeles tranzados en el NYSE son un claro incremento frente a lo negociado el lunes, el volumen resultó casi 20% menor al promedio diario de los tres meses previos. Si consideramos que el índice VIX de riesgo implícito quedó en 20,87 puntos (menos riesgo, menos oportunidades de trading) vemos por qué algunos hablan de un mercado que de a poco está desapareciendo.

Dejá tu comentario