Europa mantuvo tasas, pero anticipó suba para marzo

Economía

Francfort (Reuters) - El Banco Central Europeo mantuvo sus tasas de interés sin cambios ayer y dijo que continúa en alerta elevada en la lucha contra la inflación, lo que según el mercado, es una señal de que es probable otra suba de tasas en marzo.

«Una fuerte vigilancia sigue siendo esencial para asegurar que los riesgos a la estabilidad de precios en el mediano plazo no se materialicen», dijo el presidente del BCE Jean-Claude Trichet en conferencia de prensa.

«Esto permitirá que las expectativas de inflación en el mediano a largo plazo en el área del euro se mantengan sólidamente ancladas en niveles consistentes con la estabilidad de precios», agregó.

El BCE ha usado la palabra «vigilancia» en todos los meses que precedieron a los últimos seis incrementos de tasas que dispuso desde diciembre de 2005.

Trichet dijo también que el costo del crédito en la zona euro sigue flexible, con lo que quiso decir que las tasas respaldan el crecimiento incluso a pesar de que el BCE las ha elevado a 3,5% en los últimos 14 meses.

Los mercados financieros asumieron este lenguaje como una señal clara de que la entidad impulsará su tasa clave a 3,75% cuando se reúna la próxima vez, el 8 de marzo.

Los precios de los bonos de los gobiernos de la zona euro bajaban y sus rendimientos crecían ante el tono firme que no sólo sugirió un aumento de tasas en marzo, sino que también insinuó un ajuste adicional del crédito más adelante en 2007.

«El BCE no está relajando la guardia sobre la inflación», dijo Mark Wall, economista de Deutsche Bank.

Los funcionarios del BCE en el último mes han destacado los riesgos al alza para la inflación, derivados de factores como mayores demandas salariales, un rápido crecimiento de la oferta monetaria y los precios del crudo.

Estos últimos han subido casi u$s 10 por barril en las últimas tres semanas.

Todas estas preocupaciones se reiteraron en la declaración de política de febrero del BCE. Además, el banco dijo que analizará la volatilidad trimestral en las tasas de inflación y enfatizó que la inflación probablemente vuelva a subir hacia fines de 2007.

Esto, incluso a pesar de que la tasa de inflación recientemente ha oscilado entre 1,7% y 1,9%, por debajo de la meta del BCE.

Los temores inflacionarios también han crecido debido a que la economía de la zona euro ha iniciado 2007 relativamente fuerte, a pesar del ajuste presupuestario de los gobiernos.

El sector de los servicios avanza, el desempleo ha caído en Alemania y Francia y la confianza del consumidor se mantuvo sólida, aunque la expansión manufacturera se desaceleró en enero.

El Banco de Inglaterra también mantuvo su tasa de interés sin cambios ayer, en 5,25%, según lo previsto.

En el comienzo de 2007, había ciertas dudas sobre la evolucióndel crecimiento económico en la región monetaria de 13 naciones.

Pero las minoristas y las empresas en general están reportando que el ajuste presupuestario, especialmente el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en Alemania sólo muy levemente ha pesado sobre la expansión.

Dejá tu comentario