Falabella quiere irse de Argentina y está en busca de un comprador

Economía

La firma de capitales chilenos confirmó que cerrará cuatro locales próximamente. La crisis económica y la pandemia provocaron una caída del 60% en sus ventas en el país durante el segundo trimestre.

La crisis económica argentina, sumada al impacto de la pandemia, puso de rodillas a un gigante regional del retail como Falabella. La cadena de capitales chilenos plantó bandera y ayer sinceró su situación: confirmó que está en busca de un socio para cederle su operación local.

La medida incluye en lo inmediato el cierre de cuatro locales, dos de las tiendas Falabella y otros dos de Sodimac, donde vende materiales para la construcción.

La realidad es que los resultados no venían acompañando al grupo en los últimos tiempos. Pero los problemas no estaban sólo en Argentina, sino también en los otros países donde tiene presencia (Chile, Perú, México, Colombia, Brasil y Uruguay). El impacto reciente de la pandemia no hizo más que agravar el panorama. No por casualidad, las acciones de Falabella perdieron un 43,85% en los últimos 12 meses. Ayer registraron una baja de 2,86% tras conocerse la noticia sobre Argentina.

A través de un comunicado breve, el grupo buscó encauzar las versiones que se habían filtrado desde su propia entraña, después que ofreciera un retiro voluntario a los empleados que se verán afectados por los cierres de sucursales.

El comunicado dice: “Falabella se encuentra evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían incluir el ingreso de un socio estratégico para las mismas. Por otra parte, la pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y ha afectado sus resultados. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en el tiempo, Falabella y Sodimac han determinado cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses. Las tiendas son: dos Sodimac ubicadas en Villa Tesei y Malvinas Argentinas y dos Falabella, Florida 343 y Tortugas Open Mall.

Para acompañar este proceso se ha resuelto la implementación de un retiro voluntario. Este plan, también, incluye a trabajadores de las oficinas centrales. Aquellos colaboradores de las tiendas que serán cerradas tendrán la alternativa de ser reubicados en otra tienda sucursal”.

A fin de agosto, Falabella presentó los resultados del segundo trimestre, que mostraron una pérdida global de u$s157 millones. En el acumulado del semestre el rojo se ubicó en u$s136 millones.

En ese marco, la operación argentina registró en el segundo trimestre una caída de ventas del orden del 60%. En el desagregado se advierte que la baja fue de 62,1% en tiendas por departamento (Falabella). Y de 57,7% en mejoramiento del hogar (Sodimac).

Si se toma el semestre acumulado los números son menos contundentes: tiendas por departamento cae 35,3% y mejoramiento del hogar retrocede 36%. En cualquier caso, la filial argentina tiene la peor performance, sólo superada por Perú, y atrás de Chile, Colombia y Brasil.

En agosto, el porcentaje de tiendas abiertas sobre el total presentaba en Argentina el nivel más bajo (71%) en comparación con Chile (80%), Perú (87%) y Colombia (87%), informó la compañía.

En Argentina, a Falabella le fue mejor con el negocio financiero: la ganancia bruta de la tarjeta CMR en el primer semestre creció 100,2% contra el mismo lapso de 2019, sobre todo por una fuerte baja de los costos financieros.

La decisión de venta incluye todas las unidades de negocios de Falabella en el país, que contrató al banco de inversión Columbus para que salga a sondear a potenciales interesados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario