Economía

Fintech Ualá recibió inversión internacional de u$s150 millones

El aporte de capital está encabezado por el fondo chino Tencent y el japonés SoftBank. La empresa argentina ya había recibido inversiones del multimillonario George Soros y de Goldman Sachs.

Cuando la economía real sufre los rigores de la recesión, el sector financiero asoma como una buena opción para los inversores. Sobre todo cuando se trata de tomar posición en el segmento de las finanzas digitales, que se expande en el país aprovechando que apenas la mitad de los argentinos está bancarizado.

En este marco, la fintech Ualá recibió ayer una inyección de capital de u$s150 millones que provienen de fondos de inversión del exterior. Esta cifra adquiere relevancia porque se suma a dos rondas anteriores (entre 2017 y 2018) en las cuales la empresa fundada por el argentino Pierpaolo Barbieri había logrado sumar u$s44 millones. Ahora, además de rondar casi los u$s200 millones de capitalización, puede lucir en su directorio a representantes de inversores célebres como George Soros, Goldman Sachs, Tencent y SoftBank.

En el caso concreto de la inversión anunciada ayer, la ronda fue liderada por Tencent, que es el mayor proveedor en China de servicios de valor agregado en Internet. Además es dueño de WeChat, una plataforma social y de comunicación considerada como el Facebook de China.

También participó SoftBank Innovation Fund, filial del fondo japonés de inversión en tecnología que se centra exclusivamente en el mercado latinoamericano.

Tencent ya había hecho un aporte individual en Ualá en abril de este año. Y, según informaron fuentes de la compañía a Ámbito Financiero, ya cuenta con más del 10% del capital. Por eso, la empresa comunicó ayer que representantes de Tencent y SoftBank se sumarán al directorio.

Apenas fue fundada, a fines de 2017, Ualá consiguió fondeo por u$s10 millones. El principal inversor fue Soros Fund Management LLC, junto con Jefferies LLC, Point72 Ventures y el emprendedor Kevin Ryan, entre otros.

En septiembre del año pasado cerró una segunda ronda en la que consiguió u$s34 millones, de la mano de Goldman Sachs Investment Partners (GSIP) y también participaron Ribbit Capital and Monashees.

El apellido Soros, primero, y luego Goldman Sachs, resonaron más allá de las fronteras y pusieron a Ualá en el centro de atención en el mundo fintech. En la Argentina este universo cuenta en la actualidad con 223 compañías registradas por la cámara del sector. De este total, la mayoría de ellas (casi 60) se concentra en el negocio de préstamos por montos bajos y plazos cortos. El sujeto principal de estas operaciones suelen ser individuos que tienen cuentas bancarias pero nos las utilizan, salvo para sacar efectivo del cajero automático una vez al mes y manejarse con efectivo.

Los productos de crédito fintech apuntan también a ampliarse a sectores no bancarizados, a medida que avanza la tecnología que permite realizar un scoring sobre el comportamiento de pago de los potenciales clientes.

Ualá citó un trabajo del Banco Mundial que informa que sólo 41% de los argentinos tiene una tarjeta de débito y sólo el 7% solicitó un préstamo o ahorró en una institución financiera. “Buscamos revertir esta situación facilitando el manejo de las finanzas personales de los usuarios”, sostiene la firma.

El producto inicial de Ualá fue una tarjeta prepaga Mastercard (lleva emitidas 1,3 millones en dos años) asociada a una cuenta personal. Hace pocas semanas agregó instrumentos de ahorro, como la posibilidad de destinar pequeñas sumas en fondos de inversión. Con los nuevos aportes de capital planea triplicar su tamaño y llegar a 400 empleados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario