Dólar, inflación y FMI: la mirada de los gurúes para las próximas semanas

Economía

Analistas opinan sobre el futuro de la economía de Argentina en medio de crecientes dudas sobre el desarrollo de las negociaciones con el FMI.

Analistas opinan sobre el futuro de la economía de Argentina en medio de crecientes dudas sobre el desarrollo de las negociaciones del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por una deuda de unos 45.000 millones de dólares.

El riesgo país de la tercera economía de América Latina se encuentra cerca de sus máximos históricos dada la creciente aversión al riesgo que golpea los bonos en medio de una descontrolada inflación, que podría superar este año el 50%, según analistas, presiones cambiarias, falta de reservas del banco central (BCRA) y un fuerte déficit fiscal.

"Los bonos soberanos en dólares ya perdieron casi un 10% promedio en el arranque del 2021. Estos están reflejando la combinación de pocas reservas con incertidumbre acerca de la negociación con el FMI, peores perspectivas acerca de la cosecha, y un contexto externo donde los principales bancos centrales están cambiando hacia políticas monetarias menos laxas", dijo Roberto Geretto de Fundcorp.

Agregó que "si a esto se agregan los altos pasivos monetarios del banco central y emisión, la situación cambiaria para el 2022 se presenta muy desafiante".

"La inflación se aceleraría en el primer trimestre de 2022, tal como ocurrió en 2021", estimó la consultora Ecolatina y añadió "estimamos que la suba de precios vuelva a ubicarse en la zona del 50% en el 2022".

"No parece haber espacio para profundizar el uso del tipo de cambio y las tarifas como “anclas” inflacionarias, que deberán moverse en un esquema coordinado para cumplir con las metas fiscales que el gobierno finalmente acuerde con el FMI", señaló la consultora Delphos Investment.

"El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional es un camino indispensable. No es una situación de normalidad de un país estar en default o en situación de atrasos con el FMI, porque trae un montón de perjuicios y se cae todo el financiamiento que le queda a la Argentina", dijo en declaraciones radiales Martín Rapetti de la consultora Equilibra.

"Argentina va a tener que tomar medidas que no son indoloras. Ajustar tarifas por encima de la inflación eso va a ocurrir, seguramente algún tipo de corrección del dólar van a pedir, otros precios atrasados como las naftas van a tener que corregirse, corrección de gasto público también. Todas esas medidas son recesivas en el corto plazo", agregó.

"La conveniencia objetiva y las declaraciones de personajes influyentes en ambos polos indica que lo más probable es un acuerdo suave y transitorio (con el FMI) para zafar de la brecha financiera, si bien quedaría pendiente lograr los equilibrios macroeconómicos necesarios para favorecer el crecimiento a largo plazo", estimó Roberto Drimer de VatNet Research.

"El público inversor aún se encuentra expectante frente a las noticias del posible acuerdo con el FMI. Sin novedades puntuales del pago de la deuda, los inversores operan con cautela, muchos quizás utilizando estos precios de las acciones líderes locales medidas en dólares para acumular cantidad, con expectativas de que un acuerdo favorable para el país impulse, tal vez, a estas compañías", dijo Ayelen Romero de Rava Bursátil.

"La posibilidad de un acuerdo rápido con el FMI se esfuma y el sentimiento negativo persiste en la plaza local", señaló Portfolio Personal Inversiones.

"Los dólares financieros y libres vienen mostrando limitadas oscilaciones -al ritmo de los vaivenes cotidianos- aún cuando los operadores siguen inclinados hacia la cobertura en el actual clima de incertidumbre, con epicentro en las negociaciones con el FMI pero también con los desequilibrios ¨macro¨ acechando", señaló Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

"El modelo actual de financiación del presupuesto a través de una fuerte monetización del banco central, el aumento de los pasivos en moneda local del banco central y la pérdida de reservas tienen un efecto con tiempo muy limitado", dijo Alberto Ramos de Goldman, Sachs & Co.

Dejá tu comentario